El 77% de empresas españolas no ha contratado a recién titulados en los últimos cinco años

Los recién titulados universitarios tienen muy difícil incorporarse en el mercado laboral, pues sólo el 23% de las empresas españolas ha contratado a recién egresados universitarios durante los últimos 5 años. El tamaño de la compañía y los efectos de la crisis han afectado su inserción laboral.

empleados

El 77% de los responsables de Recursos Humanos de las empresas españolas asegura no haber contratado a ningún estudiante universitario recién licenciado durante los últimos 5 años, según destaca en la primera encuesta sobre la inserción laboral de egresados universitarios de la Fundación Everis. Desde 2010, casi ocho de cada diez empresas españolas no han contratado a recién titulados universitarios para formar parte en sus plantillas.

El estudio ha contado con la participación de 2.000 reclutadores de empresas con más de 10 trabajadores de toda España, analizando un total de 21.700 jóvenes profesionales de 95 carreras y pertenecientes a 72 universidades. Si bien el 77% de las compañías encuestadas no ha contratado a recién titulados universitarios durante los últimos 5 años, los responsables del estudio apuntan que el número de contrataciones a este colectivo guarda relación con el tamaño de la empresa.

Así pues, las empresas con un tamaño pequeño (de 10 a 19 empleados) no han hecho contratos a recién titulados en el 85% de los casos, mientras que en aquellas empresas con plantillas de mil o más trabajadores, la contratación de egresados universitarios es mucho más habitual. En este caso, sólo el 23% de grandes compañías con mil o más trabajadores no ha contratado a un titulado universitario en los últimos 5 años de actividad empresarial.

El tamaño de la compañía es uno de los principales factores para la contratación de los jóvenes egresados universitarios, siendo más habitual su inclusión al mercado laboral a través de grandes empresas españolas o multinacionales. Sin embargo, el director de Everis, Jorge Aguirre, ha señalado que la escasa contratación de los jóvenes titulados universitarios también guarda relación con la crisis económica, reduciendo sus posibilidades de encontrar un empleo.

El informe también ha ahondado en el perfil de recién titulado universitario contratado por las empresas españolas, revelando que el 40% de contratos se hicieron a jóvenes que se han formado en Administración y Dirección de Empresas (ADE), Economía y Derecho. Asimismo, el 27% de empresas contrató a titulados en Ciencias e Ingeniería mientras que otro 17% de oportunidades laborales ha ido a parar a las manos de jóvenes formados en Informática y Tecnologías de la Información y Comunicación.

Los titulados universitarios con una menor inserción laboral en las empresas españolas han sido aquellos que han cursado carreras relacionadas con la Salud y el Bienestar, con un 9,7% de los contratos realizados durante los últimos 5 años. Los jóvenes egresados con la menor cantidad de contratos han sido aquellos pertenecientes a Humanidades y a otras carreras de las Ciencias Sociales, con un 4,8% de contratos.

El valor de la honestidad en los jóvenes

Los responsables de Recursos Humanos encuestados han afirmado valorar la honestidad y el compromiso ético como “competencias indispensables” para la contratación de nuevos empleados, especialmente entre los jóvenes recién titulados. Asimismo, de los jóvenes se busca la capacidad de aprendizaje, adaptación y trabajo en equipo. Otras competencias “importantes” son el análisis y resolución de problemas, disponer de habilidades interpersonales y de comunicación, así como la orientación del trabajo a resultados.

Las competencias menos consideradas a la hora de contratar a nuevos y jóvenes trabajadores son la capacidad de trabajar en entornos multiculturales y el dominio de los conocimientos técnicos de la profesión. Para las empresas, aunque estas habilidades son necesarias no son las más buscadas. De este modo, se confirma que las empresas españolas dan una mayor importancia a unos valores éticos que a las habilidades técnicas propias de la profesión.

Otro de los puntos destacados del estudio ha sido la falta de movilidad de los egresados universitarios en la búsqueda de un empleo tras finalizar su titulación. El 70% de los recién titulados desarrolla su profesión en la misma ciudad donde ha estudiado, lo cual denota una falta de movilidad o de voluntad de movilidad por parte de los jóvenes; una decisión que los perjudica a la hora de insertarse en el mercado laboral.

El presidente de la Fundación Everis, Eugenio Galdón, ha defendido que esta falta de movilidad en los jóvenes titulados es “preocupante” y ha defendido que en otros países europeos la mayoría de jóvenes están dispuestos a moverse fuera de sus lugares de origen o estudios para acceder al mercado laboral. En cambio, el 90% de titulados se queda en la comunidad autónoma donde ha cursado sus estudios, un dato “deprimente”, según Galdón.

Parece que estudian en un sitio y no se mueven. Hay más de una decena de universidades en las que más del 90 por ciento de sus egresados se emplean en la misma comunidad autónoma en la que estudiaron. Si esta cifra se compara con otros países es muy deprimente.

El estudio recoge como ejemplo que la totalidad de estudiantes de la Universidad de Girona trabaja en compañías de su comunidad autónoma. Una situación que se repite con el 99% de egresados de la Universidad de La Laguna, el 98% de los titulados de la universidad de Las Palmas de Gran Canaria, el 95% de los estudiantes de la Universidad de Lleida y el 93% de egresados de la Universidad de Málaga.

Las universidades preferidas de las empresas

Las compañías españolas tienen predilección por contratar a estudiantes formados en una universidad y no en otra, pues presentan un nivel de competencias alto con mayores probabilidades de encontrar empleo, ya que su formación está encaminada hacia el desarrollo de su actividad profesional. El estudio de la Fundación Everis ha realizado un ranking de las universidades preferidas por las empresas españolas, dependiendo del ámbito de conocimiento y la “adaptación de las competencias a sus necesidades”.

En la rama de las Humanidades y las Ciencias Sociales las más valoradas son la Universidad de Sevilla, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid. En el ámbito de las titulaciones en Informática y las TIC, las empresas españolas prefieren contratar a estudiantes que se ha formado en la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad de Alcalá.

La Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Pontificia de Comillas y la Universidad de Alicante son los centros mejor valorados para la formación en los sectores de ADE, Economía y Derecho. Para las profesiones del ámbito de la Salud y el Bienestar, las empresas prefieren a jóvenes formados en la Universidad de Navarra, la Universidad Católica de San Antonio de Murcia y la Universidad de Cádiz; mientras que las mejores universidades de Ciencias e Ingenierías son la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad de Navarra y la Universidad Politécnica de Madrid.

Al respecto, las empresas españolas prefieren incorporar a sus plantillas a recién titulados formados en determinadas universidades al estar mejor preparados. La exministra de Ciencia e Innovación y actual presidenta de la Fundación COTEC, Cristina Garmendia, ha explicado que las universidades no están formando a los estudiantes en las competencias que precisan las empresas y son las propias compañías quienes están “supliendo una formación que no les corresponde”.

Imagen: empleados vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...