E-on prevé despedir unos 10.000 empleados tras el apagón nuclear alemán

El apagón nuclear alemán obliga a la compañía energética E-on tomar medidas en su plantilla, por lo que estudia prescindir de unos 10.000 empleados.

E-on España cuenta con unos 1300 profesionales en plantilla

La compañía energética E-on estudia prescindir de unos 10.000 empleados repartidos por todo el mundo después de la aprobación por parte de gobierno germano del apagón nuclear. El desastre de Fukushima ha sido el desencadenante de esta decisión que podría reducir la plantilla del gigante alemán en más de un 10%. El consejo de dirección de la empresa tiene previsto tratar el tema la próxima semana. La decisión todavía no está tomada, aunque una fuente de la dirección aseguró al rotativo Süddeutsche Zeitung que “los cambios coyunturales” que sufre el país obligan a E-on a tomar medidas. Esta misma fuente asegura que los despidos afectarán a personal de todas las regiones y áreas del grupo, aunque un tercio de los despidos afectarán a empleados ubicados en Alemania y el resto de fuera de las fronteras.

De las 17 plantas nucleares que el apagón nuclear cerrará en los próximos 10 años, E-on gestiona 5 en solitario y 6 en régimen compartido, unas cifras que nos permiten aproximarnos a la delicada situación que vive en estos momentos la compañía y que le obliga a tomar medidas de plantilla. E-on cuenta en la actualidad con más de 85.000 empleados repartidos por doce países de Europa, entre los que se encuentra España, América del Norte y Rusia. El año pasado facturó más de 93.000 millones de euros, aunque su deuda asciende en estos momentos a los 45.000 euros.

En relación a nuestro país, la empresa adquirió en el 2008 activos de Endesa y Acciona. E-on España, con Miguel Antoñazas como presidente, cuenta con un equipo de unos 1300 profesionales, con los que opera en los mercados liberalizados de generación y comercialización de electricidad y gas y en el mercado regulado de distribución de energía eléctrica. Cuenta con un parque generador de 4600 MW de energía convencional y renovable en toda la Península Ibérica. Precisamente es este último tipo de energía, la renovable, la que ocupa una posición muy destacada en los mercados de España y Portugal, sobre todo en lo que se refiere a generación de energía eólica. La infraestructura de E-on España, de 33.000 quilómetros de red, permite la distribución de 6’5 TWh en el norte de España (Cantabria, Lugo, parte de Asturias y el Norte de Castilla y León). Además, la sociedad comercializadora de la empresa gestiona los contratos de suministro eléctrico y de gas de toda España.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...