¿Cómo sé si debo renunciar a mi trabajo?

A la hora de renunciar a un empleo debemos tener en cuenta aspectos tan importantes como la motivación por el empleo, la posibilidad de crecer o los valores de la empresa.

Renunciar a un empleo nunca es una decisión fácil. Hay múltiples factores que nos pueden llevar a ello, desde la perspectiva de encontrar un trabajo mejor hasta el haber llegado a nuestro límite si estamos sufriendo una situación de acoso. La motivación es un aspecto crucial a la hora de decidir si seguimos o no en la empresa, aunque John Thiel, colaborador de LinkedIn, repasa en ‘Estrategia y negocios’ otras claves para saber si debemos renunciar a un empleo:

  • Crecer. Una de las mejores razones por las que cambiar de empleo es la posibilidad de dar un paso adelante en nuestra carrera, subir un escalón en la escala de responsabilidad de la empresa. En este caso, lo que debemos valorar es si estamos para dar el salto y asumir las nuevas responsabilidades que tendremos si aceptamos.
  • El aburrimiento. Otro de los motivos habituales para cambiar de empleo es el aburrimiento. Si un trabajador no se divierte en su puesto y trabaja de forma automática, sin pasión por lo que hace, no solo perjudica a la empresa, también se está perjudicando a sí mismo. Quizá necesite un cambio de aires.
  • Falta de valores. Si nuestros valores y los de la empresa chocan, estaremos en conflicto así que es el momento de evaluar si ese compromiso de nuestros ideales nos sale a cuenta o si es mejor pasar página y dejar atrás esa compañía que no casa con nuestros principios.
  • Un mal líder. También puede pasar todo lo contrario: los valores de la empresa de adaptan como anillo al dedo a nosotros, pero el problema está en nuestro jefe. Puede ser que el líder del equipo sea una persona con poca autoestima, que tiene envidia del trabajo de otros y que paga esta desafección con los trabajadores que tiene a su cargo. Una posibilidad es intentar cambiar de puesto dentro de la empresa, y si no es posible nos podemos plantear seriamente el cambio de empleo.

Sea cuál sea el motivo que nos lleve a cambiar de empleo, deberemos anunciárselo a nuestros superiores a través de una carta de renuncia. Debe ser un escrito parecido a la carta de renuncia por acoso, en el que expongamos claramente los motivos que nos han llevado a tomar esta decisión. También hay que tener en cuenta que nuestro contrato puede contener cláusulas donde se indique la antelación con la que debemos anunciar nuestra salida de la empresa.

Foto: Marcelo César Augusto Romeo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...