Cómo manejar a compañeros de trabajo problemáticos

Para manejar a compañeros de trabajo conflictivos debes ser paciente e ignorarlos, ya que eso hará que la mayoría cesen. Eso sí, deja clara tu postura y lo que te molesta, aunque siempre sin perder las formas. En el caso de que se cruce la línea del acoso, informa a tus superiores

Compañeros de trabajo problemáticos

Cuando empiezas en un trabajo, esperas siempre encontrarte con personas agradables o como mínimo profesionales, es decir, que se limiten a trabajar sin molestar. Por desgracia, esto no siempre es así y a veces te puedes encontrar con compañeros de trabajo tóxicos.

Los compañeros problemáticos podrían causarte molestias y malentendidos bastante incómodos. Por suerte, hay algunas formas de manejar a los compañeros de trabajo molestos para reducir e incluso evitar su influencia.

Trucos para lidiar con compañeros problemáticos

En primer lugar, hay que saber que no todos son iguales y no todos molestan de la misma manera. Algunos se pasan con las bromas, otros hacen demasiado ruido y otros hablan demasiado alto. Por otro lado, hay otras personas que cruzan la línea del acoso laboral o que incluso se atribuyen tus méritos o hablan mal de ti a las espaldas.

En los casos leves, lo mejor es tratar de ignorar ese comportamiento y tener paciencia. En lugar de quejarte e irritarte, lo mejor es hablar con el compañero y dejar clara tu postura, pero no hacerle demasiado caso y no dejar que afecte a tu trabajo. De hecho, si en una entrevista de trabajo demuestras que te irritas con facilidad, seguramente no seas contratado. Además, la mayoría de personas molestas solamente quieren llamar la atención y dejarán de hacerlo si no la reciben a cambio.

Muéstrate como una persona paciente y que se adapta también a las situaciones molestas. Esto hará ver a tus jefes y reclutadores cómo eres capaz de trabajar en cualquier situación, algo que da muchos puntos a la hora de conseguir o mantener un trabajo.

Eso sí, esto no significa convertirse en alguien que aguanta absolutamente todo y se queda callado siempre, ya que eso no es una buena actitud. Como ya se ha dicho, deja clara tu postura y lo que te molesta, sin tener miedo a que esa persona se enfade, aunque haciéndolo siempre sin perder las formas. No obstante, también los debes escuchar a ellos, pues a veces tú mismo podrías estar haciendo un comportamiento molesto sin darte cuenta.

En el caso de que las molestias sean graves y crucen la línea del acoso, lo mejor es informar a tus superiores sobre el caso o incluso denunciarlo. El acoso laboral es algo realmente grave y no se debe tolerar bajo ningún concepto. Si la empresa lo consiente, podría enfrentarse a problemas legales, así que lo normal es que castiguen al acosador.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...