¿Cómo gestionar el estrés laboral? Las claves

La planificación es clave

El estrés laboral genera tensión y preocupación constante al trabajador o directivo, tanto en su lugar de trabajo como a nivel personal. Existen maneras para prevenir o moderar el estrés, como cambiar, eliminar o adquirir nuevos hábitos. A continuación señalamos una serie de consejos saludables para gestionar el estrés laboral de forma efectiva.

Planificación

Es muy importante que programes tus actividades. Así gestionarás tu tiempo y sabrás cómo, cuándo y en qué lo empleas. A día de hoy existen aplicaciones para controlar tu tiempo realmente útiles cómo los calendarios online. Con ellos puedes anotar todas tus tareas y programar rápidamente eventos. Además puedes acceder a tu calendario y al de tus compañeros de trabajo, si ellos te dan el permiso, desde diferentes dispositivos.

Objetivos

Intenta marcarte siempre y de forma continua metas alcanzables. No más. De esta forma cuando llegues a ellas sentirás que tu motivación y satisfacción laboral aumentan.

Relax y ejercicio

Aprende a encontrar momentos de relax. Tómate un tiempo para ti y para tu mente. Practica técnicas de relajación, cómo el yoga o la meditación ya que te ayudarán a mejorar la capacidad de autocontrol y gestión de tus emociones. Ante un momento crítico, otra técnica muy efectiva que te ayudará es controlar tu respiración: inspira de manera pausada y profunda, varias veces, intentando relajar tu mente y concentrándote en tu aspiración.

Practicar ejercicio es otro gran aliado en la gestión del estrés laboral. Si haces deporte de modo regular liberarás endorfinas, una hormona muy potente para la salud y el bienestar físico y mental que reducirá tu nivel de estrés.

Límites

En plena era digital, es fácil sentirse angustiado ante la posibilidad de estar disponible las 24 horas del día. Establece algunos límites entre trabajo y vida personal. Esto podría significar no consultar el mail desde casa por la tarde o no contestar al teléfono horas después de terminar la jornada laboral. Fijar límites claros entre la vida laboral y personal reduce el estrés asociado a los posibles conflictos de conciliación.

Comunicación

Los empleados saludables suelen ser más productivos por lo que tu jefe tiene en este sentido un incentivo claro para crear un ambiente de trabajo que promueva el bienestar de los empleados.

Empieza por entablar una conversación abierta con tu jefe. El propósito no es presentar una lista de quejas sino comenzar con un plan eficaz para controlar aquellas situaciones de estrés que hayas identificado para poder realizar mejor tu trabajo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...