Cómo ayudar a tus empleados a luchar contra el agotamiento

Si tus empleados sufren de agotamiento, deberías estar ahí presente, aunque sea de forma virtual con conferencias. Aprende a detectar los primeros síntomas y libera de carga a los más estresados, además de reducir el número de tareas innecesarias y entrenar la resiliencia

Ayudar empleados luchar contra agotamiento

Si eres jefe o encargado en alguna empresa, habrás notado cómo tus empleados parecen más agotados que de costumbre. Eso se debe en parte a la pandemia, la cual ha provocado un mayor estrés y muchos cambios en algunos sectores.

Lo malo del agotamiento es que puede ser un problema, tanto a corto como a largo plazo. El empleado rendirá peor, estará desanimado y habrá más posibilidades de que se vaya. Por suerte, tú como jefe puedes ayudar a tus empleados a luchar eficazmente contra el agotamiento. 

Trucos para luchar contra el agotamiento

Lo primero es reconocer las señales que puedan indicar agotamiento en el empleado. Entre esas señales se incluye la falta de compromiso y la bajada en la productividad como las más obvias. Después hay otras más sutiles, como la irascibilidad y el deseo de desconectarse de todo. Es importante detectarlas tú mismo, ya que los empleados no te lo dirán por miedo al despido.

Para que el empleado no esté tan agotado, debes mantener el liderazgo visible. Si estás teletrabajando, usa herramientas como Skype para realizar charlas virtuales, algo que ayudará a mantener la motivación y aumentar la cercanía con el equipo. Esto es vital especialmente para los empleados más reticentes al teletrabajo y para los que necesitan un mayor contacto humano.

Eso sí, el agotamiento realmente se da por el exceso de carga de trabajo, de ahí su nombre. Michas veces, hay que libertad un poco a los empleados de esa carga para conseguir un mayor resultado en el futuro. Es más, incluso los más productivos pueden acabar agotándose si tienen que trabajar mucho.

Si ves a un empleado con estrés o agotamiento, quizá le podrías dar un poco de descanso o incluso unas vacaciones si hace falta. Por el contrario, podríamos dar más tareas a los empleados más liberados para equilibrar un poco la cosa.

En cualquier caso, también es bueno evitar y reducir las tareas innecesarias, con el objetivo de reducir las actividades que gastan energía. Simplifica tu metodología de trabajo y hazlo todo mucho más sencillo para evitar el agotamiento.

Para prevenir futuros agotamientos, entrena a tus empleados en la resiliencia, es decir, la capacidad para adaptarse a los cambios. Puedes invertir en coaching y formación online para esta tarea, la cual ayuda a los empleados a conseguir una mayor motivación y los entrenan para soportar una mayor carga de trabajo en el futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...