¿Cómo aprender a trabajar en equipo?

Hay que involucrar a los miembros en las decisiones

Si nos presentan el siguiente planteamiento, ¿qué responderíamos? Si una persona tarda una hora en realizar una determinada tarea, ¿cuánto tardarían dos? Lo más probable es que digamos que 30 minutos. Sin embargo, cuando se trabaja en equipo, los esfuerzos de los miembros se ven potenciados, lo que se traduce en un menor tiempo de acción. Además, los resultados son mucho mejores y eficaces. Se trata de una forma de trabajar en la que los miembros trabajan por una meta común y construyen confianza.

Uno de los principios básicos de trabajar en equipo consiste en tomar decisiones grupales. Seguro que muchas veces no todos los miembros están de acuerdo en algo, pero es importante tener una buena habilidad de negociación para llegar a un consenso. Las reuniones deben ser productivas, generando nuevas estrategias e ideas.

A todo ello hay que sumar que se fomenta en gran medida la innovación y la creatividad. Cuando todos los miembros son conscientes de lo que deben hacer y saben cuál es su rol en la empresa, se producen innovaciones que favorecen el crecimiento. La capacidad de escuchar es clave para trabajar en equipo.

  1. El primer paso para trabajar en equipo consiste en construir confianza. La confianza es un pilar esencial ya que define un ambiente donde todos los miembros se sienten a gusto, saben con precisión cuál es el papel y qué pueden hacer para crear sinergias positivas entre los participantes.
  2. Para que los empleados trabajen en equipo es condición indispensable que todos persigan los mismos objetivos. El líder debe ser capaz de comunicar la misión de la compañía de forma uniforme, y asigne un rol a cada miembro.
  3. Todas las personas necesitamos sentir que formamos parte de algo. Por lo tanto, el factor más poderoso en la creación de un equipo de trabajo es el desarrollo de una identidad común. Hay que definir qué es lo que identifica al equipo, fijar valores y hacer que cada miembro participe.
  4. Nada perjudica más al trabajo en equipo que el hecho de que las decisiones las tome un líder autoritario. Todos los miembros deben formar parte de las mismas, y para ello es esencial abrir la mente y motivarles.
  5. Y, por último, hay que motivar la responsabilidad y el compromiso mutuo. Cuando una persona forma parte de un equipo, sabe que tanto los logros como los fracasos son responsabilidad de todos los miembros. La mentalidad de éste no es mi problema no ayuda en nada.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...