¿Buscar empleo o que nos propongan un empleo?

Tener una marca digital fuerte es clave para que las empresas nos propongan un empleo. Cada vez se fijan más en la actividad online de los candidatos pasivos, los trabajadores que podrían trabajar para ellos.

empleo

Muchas veces hemos hablado de los cambios en la búsqueda de empleo que ha experimentado el mercado laboral en los últimos años, y no solo por una oferta cada vez mayor de demandantes de empleo. Los clasificados de los periódicos son historia, y la imagen del parado buscando empleo mientras desayuna con el diario ha quedado relegada a series y películas. Internet le ha comido la tostada, y con él han llegado nuevas formas de buscar empleo… y de ofrecerlo.

De vuelta a la época de los clasificados en los periódicos, el demandante de empleo era el que buscaba la oferta y hacía su propuesta a la empresa. Esto mismo se sigue haciendo ahora en la red a través de portales especializados o las secciones de empleo de cada empresa; pero también está el camino inverso: las empresas que proponen a los trabajadores o demandantes trabajar para ellas. El networking online y offline o la reputación digital de los candidatos son clave para que las empresas los quieran reclutar.

Para que esto pase, es muy importante conseguir que nuestra marca profesional logre un buen posicionamiento. La participación activa en las comunidades sociales es un factor clave para acercarnos hasta las empresas, tomar la iniciativa y convertirse en emprendedores capaces de conectar con estas empresas y, todavía más importante, conseguir que estas se acerquen a ti. La conversación y el trato entre iguales son dos premisas básicas para ello.

El caso de Hyla Ibérica

Si tenemos que poner un ejemplo de empresas que han apostado por esta nueva versión de empleo 2.0, os hablaremos de Hyla Ibérica. Se trata de una compañía que se dedica a la distribución en España de los productos de Hyla, unos productos tecnológicos como aspiradoras que ayudan a mejorar la calidad de vida de sus clientes. Es cierto que de vez en cuando publican ofertas de empleo o sus vacantes en portales de empleo, pero también es verdad que están continuamente abiertos a recibir nuevos candidatos que se presenten de forma esporádica.

En su página web encontramos una sección de contacto en la que todos los que estén interesados en trabajar para ellos pueden contactar con Hyla Ibérica, enviar su currículum y hablar sobre sus habilidades. Esto no es nada extraordinario, pero también hay una sección para todos los que quieran dar su opinión. A partir de las opiniones sobre Hyla y los currículums recibidos, desde el departamento de recursos humanos de la empresa pueden buscar a los nuevos talentos, y no esperar a que llegue alguien para cubrir un puesto.

Esta estrategia le ha permitido a Hyla continuar con su expansión. Pineda de Mar, en la provincia de Barcelona, ha sido uno de los últimos municipios en los que la empresa ha abierto una delegación, pero también hay centro de trabajo en Mataró, Molins de Rey (Barcelona), Zaragoza o incluso en la sede de Hyla en la ciudad alemana de Stuttgart.

Cambios en las empresas

Al principio del post hablábamos de los cambios que ha supuesto internet para los trabajadores que buscan empleo, pero también deberíamos hacerlo de los cambios en las empresas ya que estas también han cambiado radicalmente la forma en que contratan a los trabajadores. De hecho, más que en reclutadoras de trabajadores que encajen en el perfil que buscan y que cubran las vacantes que tienen, muchas de ellas se han convertido en auténticas cazatalentos en busca del mejor candidato, haya contestado o no a la oferta de empleo.

Si hasta ahora el trabajador era el que buscaba a la empresa y le mandaba un currículum, ahora son ellas las que se encargan de buscar y analizar a sus futuros empleados. Se calcula que siete de cada diez empresas utilizan los portales de empleo estilo Infojobs para buscar trabajadores. También las redes sociales, con LikedIn y Twitter (la red social preferida por los españoles para buscar empleo) se han convertido en un instrumento muy valorado por las empresas para analizar a los que en términos deportivos definiríamos como sus futuribles fichajes.

Muchos de ellos no lo saben, pero se han convertido en candidatos pasivos. Son ese candidato que desde los departamentos de recursos humanos tienen en su agenda, al que siguen en su día a día y analizan el desarrollo de su trayectoria profesional hasta decidirse a dar el paso definitivo y ficharlo en el momento en que la empresa tiene una necesidad o simplemente si se les presenta la oportunidad.

Las redes sociales se han convertido en el mejor aliado para los reclutadores, y no precisamente porque les permita conocer aspectos de la vida privada de los candidatos que difícilmente mencionarían en una entrevista de empleo convencional. Nuestros comentarios en las redes hablan de nuestra capacidad de liderazgo, de nuestra profesionalidad, del conocimiento y los valores que tenemos; así que no debemos subestimarlas jamás.

Foto: StartupStockPhotos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...