¿Adicto al trabajo? Señales de alerta

Existen ciertas señales o síntomas que hablan de una adicción al trabajo, uno de los males de esta época.

adicto al trabajo

Si bien el trabajo es una parte importante de la vida, incluso más que un modo de ganarnos el pan, sino que la elección profesional que hagamos es incluso parte de nuestra identidad, como en todo, hay que saber poner un freno cuando sea necesario. Hoy en día, con la crisis, las presiones y los miedos, son muchos los que terminan abusando de su trabajo, y se convierten en algo así como «adictos al trabajo« o Workaholic.

Ante este cuadro, el cuerpo comienza a dar señales de alerta, que siempre será bueno conocer, veamos en este post de Buscar Empleo cuáles son:

*No sentir ninguna satisfacción en el trabajo: no importará el goce o satisfacción personal, sino estar siempre bien ocupado. Tampoco tendrá gran valor si el resultado logrado es excelente, siempre se requerirá de más.

*Conexión todo el tiempo: el adicto al trabajo está full time conectado a los medios de información y comunicación, así como a las herramientas tecnológicas para estar en contacto con el trabajo, y ello, más allá del horario laboral. Además, suelen llevarse el trabajo hasta a la cama (y, literalmente, hasta se sueña con él).

*Otro síntoma que aparece es el miedo, o la negación, a delegar trabajo, la persona con adicción al trabajo se toma con responsabilidad todos los labores y las quiere ejecutar él mismo. Una tendencia a la soledad también puede aparecer: al momento de elegir trabajar, la persona workaholic preferirá hacerlo siempre solo, y sin que nada ni nadie lo distraiga.

*Se es monotemático: todos los temas de conversación giran en torno al trabajo y no se falta ni estando enfermo.

*Ansiedad por más y más trabajo, y hasta los días de descanso se «llenan» con tareas laborales. También se siente una insatisfacción permanente, y un desequilibrio consciente, es decir, no se está conforme con nada y, aunque se sabe que hay una gran disparidad entre la vida laboral y la familiar, esta persona siempre encuentra alguna justificación para priorizar la primera.

En estos casos, y en general, se recomienda practicar algún deporte, ya que no sólo ayudará a reducir el estrés sino también a sentirse mejor y más sano, y buscarse hobbies y/o distractores: sea pintar, bailar, tomar clases de teatro o incluso leer un buen libro, ir al cine o dar paseos, cualquier actividades alejada del trabajo que permita distenderse, desenchufar, sociabilizar y/o volver a compartir con la familia o con amigos.

Fuente Publinews.gt

Foto Alex E. Proimos en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...