12 consejos para mantener la concentración trabajando en casa

Para trabajar mejor desde casa, sigue algunos consejos como empezar pronto la jornada, comportarte como si fueras a ir la oficina, evitar las distracciones, aprovechar los picos de productividad, planificar descansos y pedir la colaboración de tu familia, entre otras cosas

Concentración trabajando en casa

La crisis sanitaria actual ha acelerado la implantación del teletrabajo en España, trayendo consigo el trabajo desde casa. Esta nueva forma de trabajar tiene muchas ventajas, como la mayor flexibilidad para vivir donde quieras o el ahorrarte los viajes a la oficina.

El problema es que a veces cuesta concentrarse trabajando desde casa, ya que nadie te está observando. El que nadie te mire a veces hace que distraigas más, así cómo otras distracciones como mascotas o ruidos exteriores. Por suerte, hay algunos consejos que te pueden ayudar a concentrarte mejor si trabajas online.

Los mejores consejos para trabajar en casa

La mayoría de estas recopilaciones tienen que ver con el autocontrol. Si en la oficina son los demás los que nos distraen, en casa solamente somos nosotros mismos. Por suerte, eso hace que la mayoría de cosas a cambiar estén totalmente a nuestro control.

Haz como que fueras a ir a la oficina

Aunque estés trabajando desde casa, compórtate como si fueras a la oficina con una rutina similar. Eso incluye asearse, vestirse y organizarte como si fueras a ir a la oficina. 

No te olvides de dividir las tareas que haces y ayudarte de un calendario, es decir, trabaja de forma planificada y no improvises.

Prepara tu espacio de trabajo

Trabajar en casa no implica que se deba trabajar en el sofá o en la habitación de los juegos. Lo mejor es crear un espacio de trabajo, creando tu propia oficina en casa. Añade también plantas a tu espacio para que sea más armonioso.

Si no te funciona, también puedes acudir a un espacio de coworking, a una cafetería o a algún lugar con Wi-Fi.

Evita las redes sociales y otras distracciones al trabajar desde casa

Las redes sociales inyectan mucha dopamina al cuerpo y como nadie te está mirando, es normal tener la tentación de mirarlas en horas de trabajo. Debes resistir la tentación, ya que pueden afectar a la concentración. Una buena forma es instalar algún programa que bloquee su uso en horas de trabajo.

Empieza pronto y aprovecha tus picos de productividad

Si tienes flexibilidad horaria, quizá puedas elegir tu horario de trabajo. Muchas veces, lo mejor es empezar lo más pronto posible, empezando at trabajar casi nada más te levantas. Eso te ayudará a empezar de forma productiva y no perder el tiempo.

Eso sí, también deberías trabajar cuando te sientas más productivo, es decir, aprovechar las horas en las que te sientas mejor. Si te cuesta funcionar por la mañana, empieza por tareas sencillas y deja lo difícil para la tarde. Por ejemplo, podrías querer llamar por la tarde al estar de mal humor en la mañana temprano.

Planifica tus tareas y tus descansos

Antes hemos hablado de la importancia de la planificación de tareas. Organiza bien tu agenda y no te olvides de los descansos, como si estuvieras en la oficina.

Si puedes, decide a qué hora terminas

Es importante poner límites entre la vida personal y el trabajo, así que no te líes a hacer tareas y horas extras. Es importante señalar una hora de finalización y cumplirla, a menos que haya causa de fuerza mayor.

La música y los ruidos a veces son el mejor aliado

Si te distraes, ponerte música te ayuda a trabajar mejor. Asegúrate de escoger una música enérgica para concentrarte mejor. Incluso dejar el televisor de fondo podría ayudarte, ya que simula el ruido de la oficina.

Utiliza la tecnología a tu favor para trabajar desde casa

La tecnología es tu mayor aliada en casa, ayudándote a estar conectado y a comunicarte con tus compañeros. Utilizar un segundo monitor también podría ayudarte a trabajar mejor.

Tu familia será tu mayor aliada

Si te sientes solo en casa, puedes hablar con tu familia si están en casa y distraerte un poco. En el caso de que necesites silencio absoluto, deberías dejarles un aviso para que no te molesten.

Ten el compromiso de hacer más

A menudo, trabajar desde casa es una cuestión de disciplina y rendimiento. Siempre debes comprometerte a darlo todo y hacer el máximo posible.

La organización empieza desde el día anterior

La preparación para la jornada laboral empieza el día de antes, algo que te permitirá organizarte mejor. Eso incluye preparar tus tareas el día de antes e incluso las comidas, algo que te ayudará a no distraerte.

Estar ocupado te puede ayudar a trabajar desde casa

Aunque debas evitar las distracciones, estar ocupado con otras cosas te vuelve mucho más eficiente para realizar las tareas. Irónicamente, tener una agenda muy ocupada con tareas del hogar, hijos y otras cosas que ocupen tiempo hará que el tiempo que te quede sea más productivo, ya que aprovecharás el tiempo al máximo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...