Alimentarse bien durante el trabajo, sigue estos consejos

Mantén una buena y balanceada alimentación aún en el trabajo

No descuides tu bienestar en ningún momento

Las jornadas de trabajo puede parecerles largas y pesadas a muchas personas, incluso llegar a causar ansiedad y fatiga, por lo cual muchos recurren a consumir snacks para llenar esos deseos y nerviosismo provocados por el cansancio y la falta de sueño.

La mayoría de veces el tipo de alimentos a los que recurre un empleado suele ser bajo en proteína, altos en grasa y azucares, por lo tanto, son totalmente contrarios a los que nuestro cuerpo necesita para continuar y terminar el día.

En trabajos en los que se necesita poco movimiento de nuestro cuerpo, como por ejemplo los empleados y auxiliares de una oficina, son labores que en la mayoría de casos genera al pasar del tiempo, sedentarismo, por lo cual es mucho más fácil subir de peso e inclusive llegar a fallar ciertos mecanismos de nuestro sistema.

En este espacio vamos a compartir contigo algunos consejos para que puedas ejercer todo un plan y una estrategia de la cual vas a poder alimentarte de una mejor forma sin tener que salir de lo habitual sino más bien ser prácticos y eficaces.

1- Cumple con mínimo 5 comidas al día

Uno de los consejos más importantes para evitar estar contando el tiempo e imaginar cuánto falta para la hora de descanso de tu trabajo y desconcentrarte de tus labores porque tu estomago no deja de molestarte, es vital y primordial que sepas que tus 5 comidas son una regla que por nada del mundo puedes saltarte.

Estas 5 comidas evitarán en lo posible, de que puedas necesitar gastar dinero en snacks y peor aún que dañes a diario tu salud sin ninguna justificación. Lo ideal es que antes de ir a trabajar puedas desayunar con total tranquilidad, de esta forma comenzarás con más energía y bajarás el nivel de estrés que puedas tener.

2- Haz tu plan de alimentación

Antes de iniciar tu semana y sus rutinas, haz una lista de los alimentos más sanos y que más beneficios traerán a tu cuerpo, aquí puedes explotar tu creatividad al máximo eligiendo los ingredientes que más te gusten para cada una de tus comidas.

Para el desayuno es bueno recordar que, si en tu sitio de trabajo no dan un tiempo estimado para este y debas hacerlo en casa antes de salir, escojas las opciones más fáciles de realizar, pero sin olvidar que te alimenten y te sientas satisfecho al mismo tiempo, puede ser yogurt, cereal o emparedados.

El mismo caso aplica para tu almuerzo, en este caso ya puede faltar la mitad de la jornada, pero es donde más debes aprovechar comer saludable y sustancioso para que culmines con la mejor energía.

3- Meriendas saludables y nutritivas

El tiempo entre el desayuno y el almuerzo puede pasar lento y hacerse infinito, por lo cual te sugerimos agregar la segunda comida a tu estómago. Estas meriendas no son como los snacks que consumías anteriormente, nuestra idea es que puedas desechar la grasa, frituras y la azúcar, de la mejor manera posible.

Una de las mejores opciones sería deleitarse con una deliciosa fruta, si es tu favorita mejor, estas nos pondrán con la energía al máximo y si se trata de una manzana mucho mejor ya que estamos seguros que te sustentará de una manera deliciosa.

Si tu caso no es comer muchas frutas al día, la segunda opción para las horas de la tarde puedes intentar con una rica galleta integral, las de avena son una excelente opción para esta ocasión o puedes optar por unas de tu marca favorita.

4- Disminuye bebidas y comidas nos favorables

Si eres una de las personas que consume mucho café en tu trabajo, te tenemos una mala noticia, debes disminuirlo, ya que este tipo de bebidas no benefician este plan de alimentación, por lo general suelen contener altos niveles de azúcar y si sumamos todas las tazas que ingresan a nuestro cuerpo a diario sería un total descontrol.

Los jugos y las bebidas energizantes también entran en esta lista, siendo unos de los principales factores los cuales debes desechar por completo si en realidad quieres cumplir con esto a la perfección. Los dulces también quedan descartados, no gastes dinero en este tipo de cosas, ya deberías saber que están eliminados.

5- La hidratación es primordial

Sabemos que el agua no podía faltar en este plan, esta no es una simple opción a la cual podamos tachar o rechazar, es una de las principales para que nuestra alimentación sea correcta y tengamos aún más salud.

Si tus comidas siempre las has acompañado con jugos y bebidas azucaradas, es hora de sustituirlas por agua. Esta hará una gran función ya que no solo nos beneficia en muchas partes de nuestro cuerpo o digestión, sino que, esta nos ayudará a disminuir la ansiedad.

Será fundamental que tengamos con nosotros nuestra botella de agua para siempre mantenerla recargada a lo largo del día, esta bebida será como un milagro ya que nos mantendrá saciados junto con nuestras meriendas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...