Nuevo convenio colectivo para el sector del metal

Tras 22 años de negociación, ya se ha firmado el I Convenio Colectivo del Metal, que respeta los convenios provinciales y de las propias empresas y que protegerá a un millón de trabajadores.

hierros

Parece mentira que una negociación se puede prolongar durante 22 años, pero es el tiempo que se ha tardado en firmar el nuevo colectivo del sector del metal. Patronal y sindicatos han llegado a un acuerdo histórico que desemboca en el I Convenio Estatal del metal, que protegerá los derechos de más de un millón de trabajadores. Eso sí, hay que analizar los datos con lupa ya que durante estos años han aparecido regulaciones paralelas que se han respetado en este convenio.

Uno de los mejores ejemplos es la cuestión salarial. El sueldo de un peón va desde los 7,88 euros que cobra en Cuenca a los 11,90 que cobraría en Navarra por el mismo trabajo. En vez de marcar un salario mínimo a escala nacional, debido a las diferencias entre comunidades y provincias se ha establecido que cada convenio provincial establezca el mínimo salarial. En caso de que bajase, el convenio provincial evitaría una reducción del sueldo. Eso sí, recomienda que los negociadores provinciales busquen la «adaptación paulatina» de los sueldos.

Los convenios provinciales, junto a los acuerdos estatales, convenios de otras áreas como ferralla, metalgráfica o fabricación de envases metálicos y unos 600 convenios de empresa han permitido el funcionamiento del sector durante las más de dos décadas que se ha alargado la negociación, y desde la patronal aseguran que el nuevo convenio estatal servirá para «blindar» esa negociación provincial, algo necesario ante la heterogeneidad del sector.

Desde los sindicatos destacan que el convenio garantiza la ultraactividad de los convenios provinciales, una prórroga automática de los convenios que deja de estar limitada a un solo año, como dice la reforma laboral, sino que solo cesará cuando se haya firmado un nuevo convenio. Lo que sí fijará este nuevo convenio son las modalidades de contratación, el periodo de prueba, la jornada máxima anual de trabajo, el mínimo en prevención de riesgos laborales o la movilidad geográfica.

El nuevo convenio también incluye la regulación de la Tarjeta Profesional de la Construcción, que se adapta a los cambios de estos últimos años. También fija los nuevos contenidos de formación en los trabajo de aislamiento e impermeabilización, montaje de estructuras tubulares, vías férreas y mantenimiento de máquinas y vehículos en obras de construcción. Las empresas que tengan su propio convenio se pueden descolgar de este acuerdo, un hecho «atípico» según los empresarios y que refleja, en parte, las dificultades negociadoras de estos 22 años.

Vía: Cinco Días

Foto: juantiagues

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...