¿Me pueden despedir estando de baja?

En España, sí que puedes ser despedido estando de baja, pero debe haber una causa justificada o disciplinaria. De este modo, no te pueden despedir por el mero hecho de estar de baja, aunque estar de baja no te salva de otro tipo de despidos

Despedir estando de baja

En estos tiempos que corren, uno de los mayores miedos del trabajador es del de quedarse de baja. Eso es porque piensan que pueden ser despedidos por esta razón.

Por este motivo, mucha gente que ha enfermado o ha sufrido un accidente de trabajo se pregunta si le pueden despedir estando de baja. Hoy resolveremos esta cuestión y explicaremos los supuestos en los que puedes o no puedes ser despedido en esta situación.

¿Puedes ser despedido en caso de baja?

La respuesta es que sí, puedes ser despedido en caso de baja. La baja no es ningún blindaje para el trabajador ni ningún impedimento para ser despedido, pero tampoco puede ser una causa en sí misma.

De este modo, el despido debe estar justificado por el derecho laboral. Si no es así, podría tratarse de un despido improcedente o incluso un despido nulo.

Tipos de despidos en la incapacidad temporal

En el derecho laboral existen varios tipos de despidos y motivos para finalizar una relación laboral:

  • Despido por causas objetivas: este despido se produce por causas económicas, organizativas, de producción o técnicas. Digamos que se produce cuando la empresa necesita amortizar ese puesto de trabajo, es decir, eliminarlo. También puede darse por falta de adaptación al puesto de trabajo o por ineptitud sobrevenida. Se debe indemnizar al trabajador con 20 días por año trabajado y darle un preaviso de 15 días. Si es un despido improcedente, la indemnización sube a 33 días por año trabajado y 45 días por año trabajado en las antigüedades anteriores a febrero de 2012 (o reincorporar al trabajador y pagarle los atrasos).
  • Despido disciplinario: se produce por un mal comportamiento del trabajador. No requiere preaviso ni tiene ningún tipo de indemnización. 
  • Periodo de prueba no superado: si el contrato tiene periodo de prueba, tanto el empresario como el trabajador podrán darlo por extinguido sin preaviso ni indemnización. 
  • Fin de contrato: excepto en contratos de formación, si el contrato es temporal y ha terminado, podrás ser despedido aunque estés de baja. 

¿Cuándo no me pueden despedir?

Antiguamente existía el despido objetivo por faltas de asistencia al trabajo, fueran o no justificadas; sin embargo, fue abolido en el año 2020 y ya no es una causa justificada.

Como se ha dicho antes, no te pueden despedir solo por el hecho de estar de baja desde el cambio de ley en el año 2020. Debe haber una causa objetiva y disciplinaria para despedirlo.

También podría ocurrir que se encontrase en alguna causa de nulidad y ser considerado despido nulo, teniendo que readmitir en su puesto de trabajo al empleado y abonarle todos los salarios no percibidos desde el despido hasta que se reincorporó.

La mayoría de despidos nulos se dan en casos como reducciones de jornada por cuidado de un familiar, despidos en periodos de embarazo y maternidad, violación de derechos fundamentales y ser despedido por reclamar a la empresa algún derecho.

Además, si se acaba el contrato, pero tienes un contrato de formación o de prácticas, el contrato no se puede finalizar mientras se está de baja. Si se hace, se considerará despido improcedente, abonando una indemnización.

¿Qué pasa después del despido?

Si eres despedido por alguna causa justificada o has finalizado contrato, tienes derecho a cobrar finiquito (la indemnización depende del tipo de despido). Ahí cobrarás las vacaciones generadas y no disfrutadas, además de la parte proporcional de las pagas extras no prorrateadas.

Si sigues estando de baja, podrás seguir cobrando a través de la mutua (baja por contingencias profesionales) o el INSS (contingencias comunes). Aunque ya no cotices por parte de la empresa, seguirás cobrando a pesar de no haber generado paro. En algunos convenios incluso es la propia empresa la que complementa la incapacidad temporal a pesar de que se haya extinguido la relación laboral.

Si tienes derecho al mismo, podrás pedir el paro en 15 días hábiles, pero solamente cuando te hayan dado el alta. Si es por contingencias comunes, el tiempo de baja se descontará del derecho a paro el tiempo que se haya estado de baja sin trabajar y se añadirá ese tiempo cotizado a la seguridad social. En cambio, con contingencias profesionales no se consume prestación, aunque no se considera tiempo cotizado.

En el caso de que no pidas el paro y busques otro empleo, obviamente no se consumirá. Eso sí, el tiempo que ha pasado desde el despido hasta el alta no contará como cotizado. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...