Los motivos más frecuentes para faltar al trabajo sin justificación

Hay varios motivos por los cuáles se falta al trabajo sin justificación en España. A veces tiene que ver con el mal hacer de los empleados, pero también tiene que ver con las malas condiciones de las empresas

Motivos faltar al trabajo sin justificación

El absentismo laboral suele ser motivo de bronca y de consecuencias peores, incluso conllevando un despido. Eso sí, a veces hay situaciones de fuerza mayor en las que se falta al trabajo, haciéndolo sin justificación.

Hoy vamos a conocer cuáles son estos motivos para no ir al trabajo, pues algunos de ellos son sorprendentes. Además, no todos son culpa del trabajador, sino de la poca flexibilidad de algunas empresas.

¿Por qué se falta al trabajo en España?

Una de las razones por las cuales se falta al trabajo es una mala situación laboral con la empresa. En algunos sitios, se respira un ambiente tóxico, ambiente donde la costumbre es hacer horas extras, incluso sin cobrar. Eso provoca que muchas personas acaben quemadas y terminen faltando al trabajo para recuperar el tiempo perdido.

Las malas condiciones también reducen la motivación por ir al trabajo, aumentando el absentismo laboral. Cuanto peores sean las condiciones, menos implicado estará el empleado.

Otra razón tiene que ver con la conciliación de la vida laboral y familiar, como llevar a los niños al colegio o cuidar a una persona mayor. Muchas personas se escaquean del trabajo para poder hacer estas tareas, ante la imposibilidad de tener una bajada de sueldo por aceptar una reducción de jornada.

Eso sí, no todas tienen que ver con un mal hacer la empresa. Hay personas que simplemente no son responsables y no acuden porque no quieren. Algunos se escaquean simplemente por disfrutar de su ocio o incluso por tener resaca de una fiesta del día anterior. Incluso vemos a personas que se «cogen puentes», faltando el lunes o el viernes.

Las faltas injustificadas tienen consecuencias bastante graves, como por ejemplo reducciones de sueldo o incluso despidos si se faltan varias veces. Eso sí, la ley prevé que ciertas faltas puedan ser justificadas, como accidentes de familiares cercanos o enfermedades.

Eso sí, muchas empresas son poco flexibles con las faltas al trabajo, cubriendo solamente las obligaciones del Estatuto de los Trabajadores, es decir, lo mínimo. Eso significa que algunas faltas no son tan fáciles de justificar y que algunas personas incluso tengan miedo de cogerse bajas laborales por miedo al despido.

Por ejemplo, hay casos donde la ley no contempla la ausencia justificada, como por ejemplo la enfermedad de un familiar no directo como un tío o primo. En estos casos, deberás negociar la ausencia con la empresa o tratar de compensar ese tiempo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...