¿Escritor o pensionista?

La Seguridad Social ha empezado a sancionar a creadores que cobraron a la vez su pensión y derechos de autor de sus obras, algo penalizado por la nueva legislación a lo que se oponen los creadores.

hands-545394_1280

Nadie puede dudar del derecho de un profesor, un trabajador de la construcción, un banquero o un profesional de la sanidad de jubilarse a los 65 años, pero… ¿qué pasa con los artistas? No son pocos los casos de escritores, pintores, músicos o directores de cine que han prolongado su carrera artística más allá de los 65 años. Sin embargo, la nueva legislación española impide a los creadores mayores de 65 años compatibilizar sus pensiones con el cobro de derechos de autor, una situación que tiene indignado al gremio.

Según la ley, los escritores se arriesgan a perder su pensión de forma temporal si obtienen unos ingresos por encima del salario mínimo (9.080,40 euros al año en 2015, 9.172,80 en 2016). En esos ingresos se incluyen los derivados de conferencias, charlas y derechos de autor, incluso los de obras escritas antes de jubilarse. Los derechos de autor no «caducan» hasta 80 años después de la muerte del creador, y parece imposible que los autores con rentas más bajas puedan sobrevivir solo con ellos, renunciando a la pensión.

Aunque la ley se aprobó en 2013, sus efectos se han empezado a sentir ahora. Por ejemplo, un autor ha recibido una sanción de 100.000 euros, a otro le han retirado una pensión de 30.000 euros por cobrar 15.000 en concepto de derechos de autor… Desde el ministerio de Empleo y Seguridad Social invitan a los creadores que pasan los 65 años a elegir entre la pensión de jubilación o continuar con su vida creativa, algo que explican los afectados, provoca graves daños al «desarrollo intelectual» de España.

Los creadores argumentan que durante su vida laboral han tenido que compatibilizar su labor profesional con la pasión de crear, y una vez alcanzan los 65 años, cuando pueden dedicarse por completo a esta actividad creativa y han alcanzado un importante grado de madurez y experiencia, se encuentran en esta situación. El poeta Antonio Gamoneda, premio Cervantes en 2006, explica que con esta medida «absurda, injusta y destructiva de la cultura» se verá obligado a abandonar la escritura porque con lo que gana no le da para vivir.

En esta situación se encuentran muchos otros creadores de diferentes disciplinas artísticas. El 6 de noviembre, poco mas de un mes antes de las elecciones, asociaciones de escritores y entidades de defensa de los derechos de autor lanzaron el manifiesto ‘Por el derecho a seguir creando’ donde pedían la retirada de esta polémica ley, aunque no han obtenido ninguna respuesta por parte del Gobierno, impulsor de esta campaña. Una de las primeras tareas del nuevo Ejecutivo debería ser resolver esta situación.

Vía: La Vanguardia

Foto: stevepb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...