Ejemplo de carta para suspender un servicio

Te explicamos que debes tener en cuenta antes de suspender un servicio con cualquier compañía, y también te especificamos los datos básicos que debe incluir tu carta de suspensión. Finalmente, te enlazamos un ejemplo con explicaciones paso a paso que te será muy útil.

Antes de suspender un servicio, consulta el contrato

Dicen que el contrato es una de los documentos legales más comunes de nuestra sociedad. Y es que casi todo lo que tiene que ver con nuestro día a día funciona con uno de estos documentos. Desde el trabajo hasta el alquiler del piso, pasando por el seguro del coche, el gas, el agua, internet o el teléfono móvil. La gracia del contrato es que compromete a ambas partes al cumplimiento de lo que en él se estipula ante la ley, es decir, de un modo vinculante y con posibilidad de reclamar ante un tribunal.

Por tanto, el procedimiento para suspender un servicio con cualquier compañía, ya sea la de la luz o la de la televisión por cable, empieza siempre por comprobar la cláusula del contrato relacionada con la suspensión del servicio. El objetivo es conocer cuál es el procedimiento para hacerlo y bajo qué condiciones. Y es que, por ejemplo, nos podemos encontrar con un compromiso de permanencia o con la necesidad de notificar la baja del servicio con una antelación mínima de 15 días. También con compañías que piden el envío de la documentación pertinente por fax, mientras que para otras basta con el envío por e-mail o con presentarse en persona en la oficina correspondiente.

Dicho esto, es posible que junto a los documentos que se soliciten (si se solicitan) se especifique la necesidad de hacer llegar una carta de suspensión de servicio. Puede que la empresa ya nos de las pautas de lo que debe incluir, pero en cualquier caso lo básico son nuestros datos, los datos del contrato (línea a suspender, etc.) y cuándo deseas que la suspensión se haga efectiva (puede ser con efecto inmediato o en una fecha futura). Si lo consideras conveniente, expón los motivos de la baja.

Hecho esto, y para evitar sustos, recuerda notificar a tu banco o caja que has cancelado el servicio y que, por tanto, cese en el pago automático de facturas y otros cobros a beneficio de la empresa en cuestión. La documentación de la baja te abala para justificar los impagos que pudieran producirse a partir de la fecha de la misma.

En cualquier caso, ten en cuenta que la mayoría de compañías no autorizan la baja de un servicio si existen impagos anteriores a la solicitud de la misma. Es decir, tienes que estar al corriente de pagos para poder suspender un servicio.

Para terminar, y como lo que buscas es un ejemplo, te facilitamos un enlace donde se especifican los pasos a seguir para escribir una carta de suspensión de servicio a cualquier compañía. Se trata de la web de el How en Español. ¡Buena suerte!

Foto: Andres Rueda en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...