¿Cuánto dura el período de pruebas de un contrato?

El periodo de pruebas es una fase donde la empresa y el trabajador prueban a ver si quieren trabajar juntos, pudiendo finalizar su relación sin dar explicaciones en cualquier momento. La duración está determinada por el convenio colectivo o, en su defecto, por el artículo 14 del estatuto de los trabajadores

Duración de un periodo de prueba

A la hora de contratar a un empleado, hay un mecanismo que permite que tanto la empresa como el trabajador se pongan a prueba. Se trata del periodo de prueba, una cláusula que parece clara, pero que deja algunos interrogantes que deben resolverse.

Uno de ellos tiene que ver con la duración del mismo periodo, algo que no queda del todo claro. Por este motivo, vamos a explicar con todo detalle cómo es el periodo de prueba y cuánto dura, además de resolver otras dudas que seguramente tengas.

¿Cuál es la duración del periodo de pruebas?

En primer lugar, decir que el periodo de pruebas no es algo obligatorio, pero sí que está extendido en la mayoría de contratos y es algo recomendable. Sirve para comprobar si el trabajador y el empleado son compatibles, poniéndose a prueba el uno al otro.

La duración del periodo de prueba depende del convenio colectivo, el puesto de trabajo y del Estatuto de los Trabajadores, el cual lo menciona en su artículo 14.

Este artículo indica que los periodos de prueba están sujetos a los límites establecidos en los convenios colectivos. En el caso de no haber convenio, el periodo de prueba no podrá ser superior a 6 meses para técnicos titulados.

En caso de que no sean técnicos titulados, la duración baja a 3 meses si la empresa tiene menos de 25 trabajadores y 2 meses si tiene más. Si el contrato temporal es de duración determinada, el periodo de prueba no será superior a un mes salvo que el convenio colectivo indique lo contrario.

En general, los puestos con mayor complejidad tienen un mayor periodo de prueba, de ahí lo de los técnicos titulados, donde el periodo de prueba se podría alargar incluso hasta un año si lo indica el convenio, siendo de 6 meses como máximo en ausencia del mismo.

Eso sí, por norma general, la mayoría de periodos de prueba duran entre 1 y 3 meses, siendo la duración más habitual. En cualquier caso, debe estar correctamente indicado en el contrato. 

Qué ocurre cuando no se pasa

El periodo de prueba puede se interrumpido en cualquier momento, tanto por la empresa como por el trabajador. Eso significa que se puede terminar la relación laboral en cualquier momento, sin tener que dar preaviso. Lo único que hay que hacer es comunicárselo a la otra parte por escrito, indicando simplemente que no ha pasado el periodo de prueba, sin que sea obligatorio dar explicaciones.

Si un empleado no pasa el periodo de prueba, el despido será inmediato y no tendrá indemnización. Sin embargo, sí que tendrá finiquito, en el cual se abonarán las vacaciones no disfrutadas y la parte proporcional de las pagas extras.

Cuando el periodo de prueba termina, el despido sí que conllevará la indemnización que corresponda salvo si es disciplinario.

Las «trampas» asociadas al periodo de prueba

Algunas empresas utilizan el periodo de prueba como una trampa, la cual permite contratar empleados en momentos puntuales sin indemnización. Por ejemplo, se puede contratar a una persona y despedirlo a los dos meses del periodo de prueba, evitando el preaviso, la indemnización y sin dar ninguna explicación.

Además, también se utiliza para probar a un candidato en un proceso de selección si se tienen dudas sobre él. Se le puede contratar durante el periodo de pruebas y despedirlo si no resulta útil, llamando al segundo candidato del proceso si es así.

Eso sí, hay veces en las que las trampas salen mal. En algunos puestos, el periodo de adaptación es costoso y muchas veces es más rentable mantener a un empleado con dudas que despedirlo, ya que implicaría volver a formar y adaptar a otro candidato.

De este modo, es importante elegir de forma correcta y evaluar y formar al candidato durante este periodo, pudiendo despedirlo sin indemnización si se ha hecho correctamente. Por este motivo, los periodos de prueba para técnicos titulados suelen ser más largos.

Recuerda que también es para ti

Es habitual pensar que el periodo de prueba es sólo para que la empresa pruebe al trabajador, pero también sirve para que el trabajador lo haga con la empresa.

Recuerda que el periodo de prueba es también para ti, pudiendo renunciar al puesto de trabajo sin tener que dar preaviso y sin perder un euro. Si no te gusta el puesto de trabajo, puedes renunciar antes de pasar el periodo de prueba, algo que facilita mucho las cosas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...