Cómo quedarán los ERTE tras la reforma laboral 2022

La reforma laboral actual también afecta a los ERTE, endureciendo las sanciones por el incumplimiento de las leyes. En estas medidas, se han reducido los períodos de consultas, pero también se prioriza la reducción de jornada frente a la suspensión de contrato, además de prohibir contratar a más gente o hacer horas extras durante un ERTE

ERTE reforma laboral 2022

Desde que la pandemia llegó a nuestras vidas en marzo de 2020, se implementó una modalidad de despido que estaba contemplada en la antigua reforma laboral. Se trata del Expediente de Regulación Temporal de Empleo o ERTE, el cual permitió despedir temporalmente a los trabajadores de los sectores afectados por la pandemia, volviendo a contratarlos cuando la situación mejorase.

En la actualidad, todavía hay algunas personas que están en ERTE, las cuales están preocupadas por su futuro con la nueva reforma laboral, que ha entrado en vigor a principios de años, pero que no se aplicará al 100% hasta el mes de abril por la adaptación. ¿Qué va a pasar con las personas en ERTE? Esto es de lo que hablaremos a fondo en el día de hoy.

Todas las modificaciones de los ERTE en la reforma laboral

Los ERTE han sido modificados, cambiando el artículo 47. Si el ERTE es por causa económica, técnica, organizativa o de producción (ETOP), se puede reducir la jornada o suspender el contrato de forma temporal.

Se ha recortado el período de consultas de las empresas pequeñas con menos de 50 trabajadores, pasando de 15 a 7 días como máximo. Además, se ha reducido el tiempo de 15 a 10 días si no hay RLT y la reducción de 7 a 5 días el plazo máximo de constitución de la comisión representativa. También se ha suprimido la comunicación de la Autoridad Laboral al SEPE.

Todas estas medidas han sido criticadas por los sindicatos, ya que consideran que se está reduciendo las garantías de los trabajadores de estas empresas, las cuales no están muy sindicalizadas.

Por su parte, la empresa está obligada a notificar a la Autoridad Laboral y a los trabajadores la decisión de reducir jornada o suspender contratos, haciéndolo en el período dentro del cual se hará la aplicación de estas medidas. Este período de consulta se puede prorrogar un máximo de 5 días mientras el ERTE está vigente, comunicando la decisión a la Autoridad Laboral en un plazo de hasta 7 días máximo.

Además, las empresas podrán realizar acciones formativas para las personas afectadas por los ERTE, todo eso mientras duren las reducciones de jornada o las suspensiones de contratos.

Las sanciones se endurecen

Aunque todo puedan parecer malas noticias para los trabajadores, la reforma laboral también trae buenas noticias para ellos. En concreto, la nueva reforma laboral endurece las sanciones por ERTE injustificado a las empresas.

Ahora ya no solo tienen que reintegrar las prestaciones, sino ingresar las diferencias de cotización a la Seguridad Social. Para contratarlo, se ha regulado el acceso a los datos de los ERTE por la Seguridad Social, el SEPE y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

¿Qué ha pasado con los ERTE de Fuerza Mayor Temporal?

También se han regulado los ERTE por fuerza mayor temporal. Esta fuerza mayor temporal es la que está determinada por impedimentos o limitaciones de la actividad normal adoptadas por la autoridad pública. Aquí se incluirán las medidas de la pandemia, ya que se consideran de protección de la salud pública.

En este caso, la empresa debe solicitar la fuerza mayor temporal a la Autoridad Laboral y comunicarlo al mismo tiempo a la RLT. La Autoridad Laboral será la encargada de constatar esa fuerza mayor, dando igual el número de personas afectadas. Después, se pedirá informe a la Inspección de Trabajo, el cual será resuelto en 5 días desde su solicitud.

Otras normas comunes para los ERTE

Se han regulado otras cuestiones de los ERTE, los cuales son comunes para los ERTE de fuerza mayor temporal y los que son por otras causas. En ambos casos, la reducción de jornada podrá ser de entre un 10% y un 70%, computándose sobre jornadas diarias, semanales, mensuales o anuales. Si es posible, se priorizará siempre la reducción de jornada frente a la suspensión de contrataos.

También se ha regulado la forma de afectar y desafectar a los trabajadores. Todo dependerá de las alteraciones en las medidas que lo han causado, informando siempre al representante legal del trabajador y al SEPE.

Además, se añade la prohibición de realizar horas extras durante el ERTE, además de prohibir externalizaciones de actividad y contratar a nuevos empleados. Todo esto será controlado por el Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo, el cual permitirá a las empresas solicitar el ERTE de una forma más ágil.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...