Baja por maternidad

La baja por maternidad intenta conciliar la vida familiar y laboral en los primeros tiempos de un hijo. Corresponde al tiempo laboral de descanso que se tiene para poder atender a los cuidados y disfrutes del hijo. En este post las situaciones que ampara la legislación española para poder solicitar este derecho.

Baja por Maternidad

Baja por Maternidad

Una situación muy especial cuando nos encontramos trabajando, se da en el caso del arribo de un bebé. Al presentarse esta situación, tanto mujeres y hombres, futuros padres, deben de considerar varias cuestiones en torno a dicho arribo. Desde el punto de vista laboral, les informaremos en algunos post todo lo que deben tener presente para que, cuando llegue el bebé, solo se preocupen del disfrute de él.

Lo que los trabajadores deben solicitar es la baja maternal, que es el periodo de descanso laboral establecido para todos los trabajadores en los supuestos de maternidad biológica, adopción y acogimiento familiar. En este periodo, Seguridad Social debe pagarles un subsidio económico, el cual se denomina prestación por maternidad.

Para las trabajadoras españolas, la baja por maternidad es de 16 semanas, las cuales se pueden tomar de diferentes formas, cediendo parte de este tiempo a su pareja. Sin perjuicio del tiempo que la mujer le transfiera al padre, éste cuenta con el permiso de paternidad, el cual consta de 13 días, a los que se añaden dos en concepto de permiso por el nacimiento del hijo; es decir, un total de 15 días.


Disfrutar de los hijos

Disfrutar de los hijos

El fin que persigue esta baja por maternidad es el disfrute del hijo; es que los padres puedan estar en los primeros tiempos del bebé con ellos, de forma integra, atendiendo a sus cuidados, y demás. En este tiempo de baja, la prestación por maternidad, que es del 100% de la base reguladora, tiene el objetivo de cubrir la pérdida de ingresos que, los futuros padres trabajadores, van a tener por no estar trabajando efectivamente en sus puestos de empleo. De esta forma, se llega, o intenta llegar, a una conciliación familiar y laboral en los primeros tiempos del hijo.

Una vez conocido a qué se considera baja maternal, veamos específicamente los casos que son amparados por esta baja. Es decir, en qué situaciones se otorga este permiso.

Maternidad biológica. Acá se incluye los alumbramientos que tengan lugar tras más de 180 días de vida fetal, independientemente de que el feto nazca vivo o muerto.

Adopción y acogimiento. Se considera en este supuesto a:

  • Menores de 6 años
  • Mayores de 6 años y menores de 18 que sean discapacitados o que tengan especiales dificultades de inserción social y familiar. Para que aquí proceda la baja maternal, se debe acreditar dicha situación por los servicios sociales competentes. Un dato a saber es que la legislación entiende que el adoptado, acogido o tutelado, está discapacitado cuando tiene un grado igual o superior al 33% de discapacidad

En estos casos de adopción y acogimiento se consideran sean tanto preadoptivos como permanentes o simples; teniendo presente que no debe ser inferior a un año. Así como también si los acogimientos son provisionales, o la tutela por persona física, en el caso de que, tutor y tutelado, convivan.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...