¿Autónomos o asalariados encubiertos?

Las bonificaciones a los autónomos han provocado que muchas empresas hayan hecho que sus trabajadores se den de alta en este régimen, convirtiéndose en asalariados encubiertos.

Un mercado laboral en el que muchos trabajadores tienen serias dificultades para encontrar un empleo y unas bonificaciones a autónomos que dejan la cuota en solo 53 euros durante seis meses se han convertido en el cóctel perfecto para que cada mes haya más autónomos que se dan de alta. Pero hecha la ley, hecha la trampa. Muchos de ellos son en realidad asalariados que deciden darse de alta aprovechando la bonificación para no trabajar en negro, por lo que hablamos de asalariados encubiertos en lugar de autónomos.

¿Cuántos falsos autónomos hay en España? Estamos ante la pregunta del millón. Según el Gobierno, casi 268.000 personas se han beneficiado de las bonificaciones a los autónomos. Contando que en España hay 1’94 millones de autónomos (3’1 contando miembros de cooperativas y dueños de sociedades mercantiles como peluquerías, bares, etc.) y que según la EPA hay 100.000 menos, la cifra de asalariados encubiertos podría estar cerca de las 100.000 personas, aunque dar una cifra ni que sea aproximada es imposible.

Toni Ferrer, secretario de acción sindical de UGT, asegura que estamos ante una opción cada vez más común que refleja la precarización del empleo. Desde CCOO, su coordinador de economía social y autoempleo, Jordi Ribó, explica que hay autónomos que se ven obligados a darse de alta y otros que aprovechan las bonificaciones y cuando se acaban se dan de baja (las cuotas son de 53 euros seis meses, del 50% los siguientes seis y del 30% otros 12 meses, hasta pagar los 260 al cabo de dos años).

Desde los sindicatos aseguran que los falsos autónomos se dan en todos los sectores: arquitectura, abogacía, industria (en la cárnica los trabajadores se convierten en socios de cooperativas sin poder) o en la comunicación. De hecho, el periodismo es la única actividad donde en plena crisis no han dejado de crecer los autónomos, como explica el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) Lorenzo Amor, para quien este fenómeno solo refleja las ganas de trabajar de la gente.

Amor asegura que se trata de unas altas minoritarias y añade que gracias a las bonificaciones se han regularizado mucha economía sumergida. La solución a los falsos autónomos pasa porque la inspección de trabajo actúe de oficio, aseguran asociaciones y sindicatos. Además, desde ATA piden que las empresas impulsen la figura del autónomo dependiente (reciben más del 75% de sus ingresos de la misma empresa y tienen derechos a indemnización o vacaciones) para acabar con este problema.

Vía: El País

Foto: Esther Vargas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...