Alemania prepara la expulsión de los parados europeos

Alemania ya tiene preparado el proyecto de ley que permitirá expulsar a los europeos que lleven más de seis meses en el paro. Podría aprobarlo en las próximas semanas.

Durante la campaña electoral para las elecciones europeas hemos oído muchas voces de alerta sobre el auge de los partidos populistas y antiinmigración en algunos de los países de la Unión Europa y del «peligro» que suponen para el proyecto europeo. Sin embargo, pocas voces se han alzado contra la propuesta alemana de expulsar a los inmigrantes europeos que lleven seis meses sin empleo en Alemania con la excusa de luchar contra el abuso del Estado del Bienestar.

El Consejo de Ministros presidido por Ángela Merkel abordará en una de sus próximas sesiones el proyecto de ley que ya tiene preparado para hacer efectiva esta expulsión. Con ello, el equipo de Merkel quiere acabar con lo que en Alemania se conoce como Sozialturismus. Los políticos germanos critican que ciudadanos de Europa del Este, además de los procedentes de países afectados por la situación financiera en la zona euro -incluida España-, abusan del sistema social alemán en una especie de turismo social.

Stephan Mayer, portavoz de Interior de la CDU, defiende la medida que ha preparado el país como «consecuente» con el aumento de inmigrantes que han llegado a Alemania en los últimos años. Si en 2009 la OCDE situaba a Alemania como el noveno país más popular para emigrar en un lustro marcado por los estragos de la crisis económica en los países de su alrededor ha subido hasta el segundo lugar, solo superada por los Estados Unidos.

Alemania ya ha superado al Canadá y a Australia, y la OCDE cifra en el 38% el crecimiento anual de inmigrantes que llegan a Alemania en busca de una nueva oportunidad. Una parte muy importante de estos inmigrantes que llegan al país cada año proceden de los otros 27 socios comunitarios; y el proyecto de ley que está sobre la mesa del Consejo de Ministros de Merkel va contra los que emigran a Alemania con la idea de aprovecharse de las prestaciones sociales alemanas.

Cuando se apruebe la medida, estos inmigrantes primero se verán fuera del sistema social alemán, y más tarde se expulsarán de Alemania por lo que Berlín se ahorrará la carga social que corresponde a los países de origen de los inmigrantes. Se trata de una medida que podría afectar a los miles de españoles que hay en Alemania, y que contrasta con las duras críticas que la Unión Europea lanzó a Suiza por su propuesta de reducir el flujo de inmigrantes comunitarios, que no deja de ser el objetivo final de la medida que aprobará Alemania.

Vía: El Mundo

Foto: Medienmagazin pro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...