4 derechos que debes conocer si tu empresa ha solicitado un ERE

Si has sido afectado por un ERE, deberías conocer los 4 derechos que tienes. Puedes impugnar el despido de forma individual o colectiva, solicitar el paro siempre que hayas cotizado, tener tu indemnización de un mínimo de 20 días por año y participar en un plan de recolocación de empleo

Derechos ERE

Debido a la crisis sanitaria actual, algunas personas acabaron en ERTE, volviendo a sus puestos de trabajo después de un parón. Desgraciadamente, algunos ERTE se han convertido en ERES, es decir, en Expedientes de Regulación de Empleo permanentes, tan habituales durante la crisis del año 2008.

Un ERE puede ser de reducción de jornada, de suspensión de la misma y de extinción, es decir, de despidos. Si tu empresa ha solicitado uno, aún no está todo perdido, ya que el trabajador tiene algunos derechos que deberías conocer.

Los derechos del trabajador en empresas con ERE

Antes de nada, mencionar que la empresa puede presentar un ERE de forma unilateral, cosa que no ocurría antes. De este modo, podrá hacerlo sin autorización previa y sin llegar a un acuerdo, siempre que cumplan con las condiciones económicas, técnicas, productivas u organizativas del mismo.

Eso sí, eso no quita que los trabajadores tengan derechos que podrían interesarte.

Prestación por desempleo

¿Alguien afectado por un ERE puede pedir el paro? En principio sí, ya que se consideraría una persona en situación legal de desempleo. Cobrarás el 70% de la base reguladora durante los 6 primeros meses, cobrando el 50% a partir del mismo. Eso sí, debes cumplir con las siguientes condiciones para cobrarlo, las cuales son exactamente las mismas que debes cumplir en otros contratos:

  • Cotizar 360 días o más en los 6 años anteriores
  • Inscribirte en el paro, renovarlo y suscribir el compromiso de actividad
  • No tener la edad de jubilación
  • No cobrar pensiones de la Seguridad Social incompatibles con el trabajo
  • No realizar trabajo por cuenta propia o ajena a tiempo completo salvo excepciones de compatibilidad

Si no llegas a los 360 días cotizados, pero has cotizado un mínimo de 180 días, podrás acceder al subsidio de desempleo. El único requisito es no tener rentas mensuales superiores al 75% del SMI vigente.

Si el ERTE tiene reducción de jornada temporal, podrás solicitar el paro si la jornada ha sido reducida entre el 10 y el 70%. En caso contrario, no podrás solicitarlo.

Indemnización por despido

Además del finiquito que te corresponda, con sus correspondientes vacaciones no disfrutadas y las pagas extras no cobradas, también tienes derecho a finiquito. 

El mínimo en este caso está fijado en 20 días por año trabajado, aunque con un límite máximo de 12 mensualidades. En el caso de que se impugne el despido, cosa de la que hablaremos después, esta indemnización podría subir en el caso de considerarse improcedente.

Impugnación del despido

Tanto por vía sindical como por vía individual, el trabajador puede impugnar el despido realizado unilateralmente. Eso significa llevar a la empresa a juicio, haciéndose en el caso de que considere que el ERE no corresponde o que tiene irregularidades.

Dependiendo de lo que diga el juez, la indemnización podría verse modificada. Si considera que la indemnización es procedente, se mantendrán los 20 días por año trabajado iniciales. Si es improcedente, podría subir hasta los 33 días por año con un máximo de 24 mensualidades.

En otros casos, podría considerarse directamente despido nulo. Si eso ocurre, el empleado no solo deberá ser readmitido, sino que deberá abonarse sus salarios no cobrados desde que ocurrió el despido hasta que se reincorporó al puesto de trabajo.

Plan Recolocación externa

Si no tienes prestación por desempleo, todavía hay una opción para poder tener otra vez trabajo. El Estatuto de los Trabajadores reconoce en su artículo 51 el plan de recolocación externa. Este plan se llevará a cabo en ERES que afecten a más de 50 trabajadores y tendrá una duración mínima de 6 meses, salvo que la empresa esté en concurso de acreedores.

Este plan buscará ayudar a buscar trabajo a los trabajadores despidos en el ERE. Se hará a través de una agencia externa de recolocación y será costeado por la empresa, todas ellas autorizadas por el SEPE.

Estas empresas conocen muy bien el mercado laboral, así que buscarán el perfil que mejor se adapte a cada candidato. El trabajador será analizado de forma individual, comprobando su perfil a fondo y rastreando el mercado laboral para que consiga un nuevo empleo.

Los planes no solo son positivos para el trabajador, ya que lo son también para la empresa. Eso es porque logra una mejor responsabilidad social corporativa, mejorando su imagen y ayudando a que los despidos sean mucho menos dramáticos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...