¿Qué es el estrés térmico por calor?

En estos tiempos de calor, donde las temperaturas se elevan y existen muchos momentos realmente sofocantes, hay que considerar algunos de los efectos que el calor en nuestro lugar de trabajo nos puede ocasionar. Se puedan dar situaciones de estrés térmico por calor que se da por la carga de calor que reciben los trabajadores y que van acumulando en su cuerpo. Conozcan un poco más de ello en este post.

Calor & Trabajo

Calor & Trabajo

En estos tiempos de calor, donde las temperaturas se elevan y existen muchos momentos realmente sofocantes, hay que considerar algunos de los efectos que el calor en nuestro lugar de trabajo nos puede ocasionar.

Todos padecimos alguna vez momentos sumamente incómodos en el trabajo por el calor o la mala aclimatación del lugar. Esto no solo es incómodo y agobiante, sino que puede derivar en serios riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores. Los sectores donde existe mayor exposición a estas circunstancias son en donde se desarrollen procesos de trabajo que requieran o produzcan mucho calor y en actividades donde se deba realizar un importante esfuerzo físico o se desarrollen al aire libre.

El calor atenta con la salud si no se tienen los recaudos necesarios. El cuerpo, para que funcione y actúe normalmente necesita de una temperatura corporal interna alrededor de los 37°. Cuando esta se ve superada un poco, puede ocasionar perjuicios a la salud, pero si llega a una temperatura superior a los 40,5° puede provocar la muerte.

El estrés térmico por calor es la carga de calor que reciben los trabajadores y que van acumulando en su cuerpo.


Este estrés deviene por la interacción entre las características ambientales del lugar de trabajo, la actividad física que realizan y la ropa que usan. Por ello, hay que tener mucho cuidado pero sobre todo prevención con el calor y el trabajo que realizan. No se debe llegar a una sobrecarga de calor, y para ello hay que poner atención a las condiciones del lugar, a la ropa, entre otras cosas.

Cuando un trabajador continúa trabajando estando con estrés térmico somete a su cuerpo a diversas alteraciones. Al aumentar la temperatura, los mecanismos fisiológicos se sobrecargan porque intentan que se pierda calor en el cuerpo mediante la sudoración y otros medios. Si a pesar de ello, la temperatura del cuerpo sigue siendo alta se podrán producir diversos perjuicios a la salud.

Estrés térmico por calor

Estrés térmico por calor

En estos tiempos de verano se realza la importancia de considerar al calor. También, en todo momento, se lo debe tener muy presente en los lugares de trabajo que sean cerrados o semicerrados.

Según un informe del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, el exceso de calor puede generar lo siguiente:

  • Aumento de las probabilidades de que se produzcan accidentes de trabajo
  • Agravación de dolencias previas (enfermedades cardiovasculares, respiratorias, renales, etc)
  • Aparición de las llamadas “enfermedades relacionadas con el calor”

Así mismo, el Instituto señala que si el estrés térmico es importante o, no siendo tanto, los trabajadores siguen trabajando durante mucho tiempo seguido, sin realizar descansos, llega un momento en que padecen y sufren de mucho calor que hace que no puedan trabajar bien. Están incómodos, con apatía, con la capacidad de percepción, atención y memoria disminuidas, etc. En estas situaciones, las probabilidades que ocurran accidentes de trabajo se incrementa considerablemente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...