Como tratar con personas prepotentes en el trabajo

Para tratar con personas prepotentes en el trabajo, debes entender por qué son así. Si lo son por inseguridad, trata de hacerles sentir mejor y colaborar. Eso sí, si lo son por narcicismo, aléjate

Personas prepotentes

Como ya sabrás, el ambiente de trabajo es fundamental para que todo vaya bien en una empresa. El problema es que a veces puede haber el típico prepotente o sabelotodo, una persona que se cree que sabe de todo.

Los prepotentes suelen ser personas con efecto Dunning-Kruger, es decir, que sobreestiman su habilidad debido a la falta de la misma. Otras veces sí que sabe lo que hace, pero lo recalca demasiado. En ambos casos,  puede ser muy desagradable en una oficina y hacer que la situación sea insostenible. Eso sí, todavía hay formas de tratar con prepotentes en el trabajo.

Así podrás tratar con una persona prepotente en el trabajo

Lo primero que hay que hacer es entender al sabelotodo y conocerlo bien. Trata de saber cuál es su carencia emocional para intentar autopromocionarse. A veces puede ser simplemente narcicismo, pero a veces quizá pueda aportar buenas ideas y su inseguridad se deba a que nadie le escucha. En este caso, escucharlo puede ayudarle a que deje de intentar demostrar continuamente que sabe demasiado.

En el caso de que el prepotente sí que sepa hacer cosas, puedes aprovechar para darle alguna responsabilidad si eres el jefe. Estas personas suelen tener dotes de mando, así que eso podría ayudar a que canalice sus ansias de demostrar sus conocimientos en algo productivo para ti.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que sois compañeros de trabajo y no rivales. Algunas de estas personas tratan de competir contigo, pero no entres en ese juego ni discutas. Trata de escucharlo, pero no tengas miedo de contradecirlo, aunque hazlo solamente por el bien de la empresa y no por simplemente tener razón.

En otros casos, con el prepotente no hay mucho que hacer. A veces estas personas tienen rasgos de la triada oscura, incluyendo el narcicismo, los cuales pueden ser realmente tóxicos. Las personas tóxicas podrían llegar a destruirte por dentro si les dejas.

En estos casos, lo mejor es solamente colaborar en lo estrictamente profesional, dejando de lado el trato personal nada más que lo mínimamente imprescindible.

Es más, si te es posible, una buena idea sería cambiar de trabajo. Soy consciente de que la situación económica no es buena, pero quizá tengas la opción de buscar otro proyecto. También podrías solicitar el teletrabajo o pedir un traslado o cambio de departamento para no coincidir con él.

Eso sí, en el caso de que sobrepase la línea del acoso, debes ponerlo en manos de las autoridades de la empresa para que tomen las medidas oportunas. Si eso ocurre, no será culpa tuya, sino suya.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 3
Loading ... Loading ...