Así podrás usar la escucha activa para crecer profesionalmente

La escucha activa es un buen truco para crecer en tu empresa, pero se debe hacer bien. Por ejemplo, no solamente debes escuchar de verdad, sino hacer ver que lo estás haciendo

Escucha activa

La escucha activa es uno de los métodos más eficaces para crecer profesionalmente. Según dicen la mayoría de los reclutadores, saber escuchar es una habilidad muy valorada para encontrar trabajo.

Si sabes ser un oyente activo, podrás conseguir aprender más y trabajar mejor con tu empresa. Además, podrás construir mejores relaciones profesionales con los demás. Por este motivo, vamos a ver cómo puedes realizar la mejor escucha activa.

Cómo hacer escucha activa

Cuando realizas una buena escucha activa, estás escuchando realmente a la otra persona. Eso significa prestar verdadera atención e interesarte de verdad por lo que te está diciendo, además de recordar los puntos más importantes.

La escucha activa no solamente consiste en retener todo lo que se dice, sino en entenderlo de verdad y en responder a la otra persona. No solamente tienes que escuchar, sino que debe parecer que lo estás haciendo.

Para dejar claro que estás escuchando no solamente debes responder, sino que debes trasmitir un buen lenguaje corporal. Las personas que escuchan suelen mantener el contacto visual un 70% del tiempo, están relajados y sonríen de forma amistosa, además de tener una postura abierta.

Además, debes ver el lenguaje corporal de la otra persona y analizarlo. ten en cuenta que no solamente pueden actuar de forma positiva, sino también negativa, viéndose tensos, teniendo una mirada fría o no mirándote a los ojos. Eso te dará una pista sobre cómo va la conversación, sabiendo si está incómodo o no. Se dice que el ser humano comunica más con el lenguaje corporal que con la voz.

Cuando estés haciendo una escucha activa, no interrumpas a la otra persona, salvo que necesites hacerlo con urgencia. En su lugar, es mejor guardar silencio, aunque sin dejar de demostrar con tu lenguaje corporal que estás interesado. Eso sí, sí que debes hacer preguntas si no lo has entendido, además de pedirle que lo repita si no lo has entendido bien a la primera.

Todo esto hará ver que estás interesado en la conversación de forma genuina, mostrando interés. Además, aumentan las posibilidades de aprender y retener toda la información, ya que no se escapará absolutamente nada de lo que te ha dicho.

Otra buena forma de practicar la escucha activa es minimizar las distracciones. Por ejemplo, ten el móvil silenciado y busca un espacio tranquilo para conversar, sin ruido y sin interrupciones. Además, puedes decirle a otras personas que no te interrumpan si tienes una reunión importante. De este modo, hay menos opciones de ser interrumpido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...