Los trabajadores españoles, más caros desde 2011

Trabajadores de la construcción.

Como si no hubiera suficiente dificultad en el mercado laboral español marcadamente en recesión, no sólo por la constante destrucción de puestos de trabajo sino también por el congelamiento o merma de los salarios de los trabajadores de la mayor parte de las industrias y sectores, un nueva noticia negativa da cuenta de que tal y como están dadas las condiciones, será muy difícil remontar la economía nacional.

Y es que, el dato, que resulta revelador en las estadísticas pero que los empleadores ya habían notado y venían teniendo en cuenta a la hora de hacer sus cálculos antes de una contratación temporal o no, es que el coste laboral anual por trabajador ha subido en un 1,1% en el país durante el año pasado y se ha situado en la cifra de 31.170 euros al año.

Según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL) del Instituto Nacional de Estadística (INE), que completa los obtenidos a partir de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL), el coste laboral por trabajador en términos brutos alcanzó los 31.170,06 euros en 2011, lo que representa un incremento respecto del año 2010, según el INE.

Sin embargo, si para la ecuación se tiene en cuenta la quita por deducciones y subvenciones que se recibieron por parte de las Administraciones Públicas, se obtiene un coste neto de 30.886,60 euros, con un crecimiento interanual también del 1,1%.

Respecto del coste bruto, el 95,1% del mismo está constituido por los sueldos y salarios más las cotizaciones a la Seguridad Social.


Además de los salarios y cotizaciones, 556,88 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 323,40 a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo, selección de personal, etc), 530,37 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 110,95 a formación profesional.

De todos los sectores económicos del país, fue la Industria el sector que ha denotado los más altos costes laborales con 35.251,32 euros por trabajador durante el año 2011; lo que significa un 1,7% más que en el año anterior. En este sentido, se destaca el aumento de los costes salariales (2,8%) y la disminución del coste no salarial (del 1,5%).

Por su parte, el sector de la Construcción fue el que experimentó el mayor crecimiento del coste neto (2,6%) debido al aumento, tanto de los costes salariales (2,5%), como de los no salariales (2,8%); en tanto que el sector Servicios registró un incremento del coste neto del 1,0%, registrando el menor crecimiento del coste salarial (0,5%) y un crecimiento del coste no salarial del 2,3%.

Si tenemos en cuenta las diferentes comunidades a l ahora de analizar los datos antes mencionados notamos que las que resultaron con los costes laborales más elevados fueron las comunidades de País Vasco y Comunidad de Madrid en tanto que los más bajos fueron en Extremadura y Canarias.

En todas las comunidades, la variación respecto a 2010 del coste laboral neto fue positiva a excepción de la Región de Murcia, Principado de Asturias y Aragón donde decreció un 0,3%.

En el caso del País Vasco y la Comunidad de Madrid, fueron sus empresas las que pagaron mayores salarios y tuvieron gastos más elevados en beneficios sociales y ello se denota en que son las comunidades con costes laborales más altos.

Andalucía y Comunidad de Madrid fueron las comunidades que presentaron los mayores costes en cuanto a la formación profesional, mientras que Canarias e Islas Baleares resultaron ser las comunidades con los registros menores.

En cuanto a las indemnizaciones por despido, las más abultadas tuvieron lugar en Comunidad de Madrid y Región de Murcia.

Respecto de las relaciones laborales entre trabajadores y empresas, la mayor parte de los centros y sus trabajadores se presentaron regulados por convenios colectivos de trabajo, siendo el ámbito con mayor proporción el inferior al estatal (convenios sectoriales autonómicos, provinciales, etc.). Sólo el 6,2% de los trabajadores sujetos a convenio vieron modificadas sus condiciones de trabajo.

Respecto a los componentes del coste laboral, destacó que el coste laboral más alto se produjo en aquellos centros que no se regularon por convenio colectivo, seguidos de los regulados por convenio de empresa o centro de trabajo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...