Entrevista a José Luis del Campo Villares

Desde un blog dotado de un diseño muy profesional, José Luis Del Campo Villares opina sobre diferentes temas relacionados con la formación, el liderazgo y la gestión de empresas. Licenciado en dirección y administración de empresas, se dedica (entre otras cosas) a la formación. Dicho de otra manera, es un formador nato, solo tenéis que leer los posts de su blog personal para daros cuenta, que estudió administración y dirección de empresas y que disfruta compartiendo sus conocimientos y experiencias con los que lo leemos día a día.

Interesado en el coaching, la inteligencia emocional aplicada a los negocios, las emociones y la motivación. Lleva algunos días enriqueciendo con su buen hacer Buscarempleo.es y por fin lo sometemos a esta tortura, perdón, quería decir entrevista.

Dicen que la manera de medir la popularidad de una persona en Internet consiste en escribir su nombre en algún buscador. Evidentemente, el primer resultado que nos aparece es su blog personal, desde el que podemos consultar su currículum vitae además de disfrutar de sus mejores artículos. Pero también descubrimos su otra pasión (o la primera) también en formato weblog que se titula «El economista accidental». Su anterior blog y su perfil en Xing. Y después de decir esto todavía me queda una pregunta, ¿es tan importante la presencia en Internet del profesional? O dicho de otra manera un poco más personal, ¿Qué le ha aportado su presencia en Internet durante los últimos años?

En los tiempos que corren como dicen por ahí “si no estás en Internet es que no existes”; es algo que considero un poco exagerado, pero a medida que va pasando el tiempo, me doy cuenta de que no es una frase tan descabellada. Un profesional, para bien o para mal, no es una gran empresa cuyo nombre sea internacional o nacionalmente conocido, por lo tanto, es necesario el hecho de darse a conocer. ¡Ojo! Necesario pero no suficiente, como me gusta decir mucho a mi. Cómo digo a las personas que van a una entrevista de trabajo, “la imagen vende”, pues en este caso, “la red vende”. Lo que está después lógicamente no debe de ser humo, porque en nuestra profesión no sobreviviríamos.
A mi la red me ha aportado dos tipos de “recompensas”.
Por un lado las personales, la gente me pide consejos, ayuda sobre elecciones de Escuelas de Coaching (hoy mismo sin ir más lejos), se abren a ti buscando ayuda. Esto hace que me retroalimente con sus problemas y todos nos enriquecemos. Son una fuente de experiencias enorme y a la vez una satisfacción personal grande el poder ayudar a alguien.
Por otro lado las profesionales, que en mi caso en especial no han sido las más importantes, dado que mi trabajo básicamente ha surgido más por el “boca a boca” que por la presencia en Internet.


Hemos advertido una más que respetable experiencia como formador freelance. ¿Podría ofrecer algunos consejos a personas que no se atreven a dar el salto de la formación por cuenta propia? Desde su punto de vista, ¿cuales son las ventajas y desventajas que ha tenido dejar de trabajar para una empresa y pasar a ser autónomo?

Yo daría una serie de consejos desde mi propia experiencia.

  • Si te crees capacitado: “Adelante”, nadie mejor que tú para saber si eres capaz. El autoconocimiento de cada uno es la base de esta profesión. Sino estás seguro, no avances, analiza bien tu perfil y cambia lo que sea necesario para poder dar el salto. Si no te conoces bien a ti, no pretenderás conocer bien a los demás.
  • Recuerda que mucho de esta profesión lo da la experiencia. Por lo tanto empezar de “cero” laboralmente hablando en esta nuestra profesión es muy complicado. Muchos de nosotros trabajamos con el “boca a boca” ya que no somos grandes empresas por lo tanto os podéis imaginar la dificultad si al mercado tan competitivo que hay le añades el hecho de no tener experiencia.
  • Nunca fiarse de lo que uno sabe y de a quien conoce. Es decir, no aventurarse a empezar por su cuenta en base a tener experiencia en un área determinada o porque algún cliente te vaya a ser fiel. Recuerda que tu mayor virtud debe de ser la retroalimentación y esto implica que debes de formarte constantemente en todas las áreas que desconozcas y reforzar las ya conocidas. Tu formación y tu trabajo te generarán tu cartera de clientes. No que ellos te condicionen a ti. (Aunque el hecho de contar con clientes ya inicialmente siempre es muy positivo).
  • No considerarse el mejor pero tampoco minusvalorarse. Cada uno sabe o debe de saber sus limitaciones.
  • Tener un objetivo claro desde el inicio y los pasos que quieres hacer para alcanzarlo es algo imprescindible. Nunca dejar nada a ser posible a la improvisación. ¿A dónde quieres llegar? es necesario para saber realizar una autoevaluación de lo hecho y una autocorrección de lo planificado.
  • Ventajas:
    -Probablemente el trato con las personas o tus clientes es mucho más personal y directo que si perteneces a una empresa, con lo que la apertura de su personalidad hacia ti, es mayor.
    -Puedes tocar más sectores y más áreas de formación al ser tú mismo el que se plantea los objetivos que quieres hacer.
    -Mayor independencia a la hora planificar tu horario o planning de trabajo. Es una de las mayores ventajas.
    -Mayor riqueza personal. Tu mismo te retroalimentas y tu trabajo eres tú, una extensión de tu persona. En una empresa eres un miembro de la plantilla más.

    Desventajas:
    -La falta de imagen corporativa (de gran empresa) te limita en algunos casos la tipología de las empresas clientes. Muchas grandes empresas prefieren a consultoras con “nombre” que a un profesional independiente.
    -En épocas de “crisis formacional” la cartera de clientes de un profesional suele ser menor que la de una gran empresa.
    -La necesidad de realizar actividades a la vez de “promoción comercial”, “autoformación”, “preparación de contenidos” con el hecho propio de impartirlos. Haces todas las labores de los departamentos de una gran empresa consultora. Con lo que tu tiempo para formación está en muchos casos muy limitado.

    Mi experiencia ha estado en las dos áreas de la balanza, empresa privada y freelance. Creo que es necesario tener las dos visiones desde los dos puntos de vista. Lo que si es verdad es que todos los formadores, llegado cierto tiempo en que actuamos como freelance, nos gustaría aportar toda nuestra experiencia adquirida a una sola empresa (lo que llamamos “Volver a la línea”) y volver a formar parte de un equipo, ya que muchos de nosotros damos formación de este tipo (¿cómo trabajar en equipo?). Esto es sobre todo por el hecho de que reducimos muchas veces nuestro nivel de estrés y nos seguimos dedicando a lo que nos gusta.

    ¿Qué es lo más importante que debe tener un blog sobre formación y empleo?

    Lo primero, es tratar de formación y empleo, lógicamente. Pero yo creo que lo más importante es dar con el formato que mejor se adapte a cada bloger. Es decir, cuando en un blog tú te expresas como quieres y a tu manera, se nota que el mensaje que transmites llega más al lector o al visitante. Cuando te condicionas a la hora de escribir, tu experiencia se limita y esto se nota en los blogs. Los visitantes quieren muchas veces ayuda al leerte, por lo tanto decir las cosas como uno las sientes, piensas o como las has vivido, transmite “emociones” que el lector las percibe. Por lo tanto cada bloger debe de conocer su forma de expresarse y de comunicar su mensaje. Podrá gustar más o menos, pero siempre llegará más directa al visitante. La conexión visitante autor es fundamental para la clave del éxito de un blog sobre formación y empleo.

    Hemos notado un especial interés por el mundo de las emociones en el ámbito laboral, hasta hace pocos años era un tema tabú en la empresa española. ¿Piensa que están teniendo efecto todos estos esfuerzos de muchos profesionales por explicar la importancia de las emociones en el trabajo?

    Desgraciadamente no. En muchas de las empresas españolas, sigue siendo la única emoción que existe, la de conseguir el máximo beneficio económico por encima de todo. Le empatía, la comunicación interna, el clima laboral,…., todo se puede sacrificar en aras de la consecución del objetivo económico. En las PYMES es ciertamente comprensible, porque “el día a día las come”. Pero en empresas de cierta envergadura, ya no es tan comprensible. A esto hay que añadirle que en España hasta hace poco no existían las figuras de “los líderes”, sólo existía la figura de “jefe” o “gerente” que es muy diferente. Ahora esto está cambiando aunque sea despacio.

    De su faceta como formador, ¿Cuáles son los principales problemas que encuentra en las empresas que solicitan sus servicios?

    -Fijar el objetivo con ellos. Muchos esperan resultados de acciones formativas pequeñas que cambien a la empresa por completo. O bien que sus expectativas no se vean satisfechas porque inicialmente no les quedó bien claro el objetivo de la formación.
    -Consideran algunas que el ser profesional independiente es menos “llamativo” o “interesante” que ser miembro de una gran consultora (La imagen corporativa vende), o que no estas capacitado.
    -Muchas piden referencias que como freelance pueden ser variadas (de grandes empresas, pequeñas, profesionales independientes,…), mientras que las grandes consultoras de formación presentarán una cartera de clientes plagada de nombres de grandes empresas. Ellas aprovechan sus puntos fuertes como es lógico.

    Pero básicamente los problemas con las empresas que solicitan tus servicios se centran en la “falta de un gran nombre”.

    Entre los libros que recomienda de su blog se encuentra «La nueva gestión del talento» de Pilar Jericó, ¿ha llegado de verdad el momento de un nuevo modelo de gestión o se sigue predicando en el desierto?

    El momento si que ha llegado. Muy distinto es el hecho de cómo se esté acometiendo. En muchas empresas y no voy a personalizar, bajo ”la gestión del talento” se esconden políticas completamente contrarias. Con esta nueva idea de gestionar el factor humano se quiere que el empleado se comprometa con su empresa y esta con él. Pero el problema está en saber “si esto es lo que realmente quiere esta empresa”. Es decir, a muchas empresas se llena la boca hablando del “Management”, “gestión del talento”, “gestión por competencias”, “del factor humano”,…y simplemente es una cortina de humo que lo único que hacen es engañarse, maquillan su objetivo bajo las nuevas corrientes o metodología en RRHH. También es verdad que existen empresas que si lleva a cabo esta nueva gestión y se les nota muy claramente.

    Por desgracia estamos en una época en la que el factor humano sale perjudicado, por culpa de la crisis en la que nos encontramos.

    En «El economista accidental», veo una preocupación creciente por la crisis económica, esta pregunta ya se la hicimos a Senior Manager pero nos gustaría conocer su punto de vista sobre el tema, ¿tiene España la crisis que se merece?

    No sólo es que tenemos la crisis que nos merecemos, sino que aún no hemos hecho más que empezarla. Ningún gobierno en los últimos 20 años ha hecho nada por cambiar los pilares de nuestra economía. Siempre hemos ido a merced del resto de países. La incorporación al Mercado Común en su momento, supuso sacrificios en sectores como la pesca, agricultura, astilleros,…. Nunca se han aprovechado los fondos europeos para cambiar de un modo correcto los pilares de nuestra economía. Nos hemos basado ya en los últimos diez años en “la construcción”, “el sector financiero” y en “el turismo (o sector servicios). El fallo de uno de ellos hunde al resto en cadena.
    No se ha generado empleo de calidad, ni de estabilidad. No se han creado políticas formacionales y educacionales adecuadas. Existe un desajuste enorme entre las enseñanzas universitarias, o sea, licenciados, y su demanda en el mercado laboral. El tejido empresarial no se ha cambiado. Seguimos siendo “poco productivos” y “poco eficientes”. Dependemos demasiado de las fuentes de energía externas,…..

    O sea un sinfín de factores que ningún gobierno, ya que todos miran exclusivamente a las “grandes cifras macroeconómicas”, se ha preocupado de analizar. Si las cifras del país van bien, los ciudadanos van también bien. Pero eso no es así.

    ¿Porque creo que la crisis va a ir a más?

    Por una sencilla razón. Los primeros aumentos del paro, van unidos a solicitud de prestaciones. Por lo que actualmente se está produciendo un reajuste en el gasto de las familias, al adaptar el consumo a los nuevos ingresos. Cuando esta prestación (paro) se vaya acabando y la situación laboral no se haya normalizado (ya que no se han hecho medidas en sectores estructurales en años, y de la noche a la mañana no se pueden hacer), ya no es que haya reducción del gasto, es que no se podrán cubrir las necesidades básicas por un porcentaje elevado de la población.
    Ahora comienza la crisis pero que se agravará es un hecho.

    Para terminar, sabemos que es «mucho de citas», ¿puede regalarnos la (pen)última que le haya impactado?

    He leído muchas últimamente pero me ha sorprendido una mucho mas que nada por quien la dijo que no me lo esperaba:

    “Tienes que crear expectativas de lo que eres capaz antes de hacer las cosas” . Michael Jordan.

    Sencillamente resumen lo que todos deberíamos de hacer. Fijar objetivos en todo antes de hacer nada, porque sino nunca seremos capaces de saber si lo que hacemos lo hacemos bien.

    Un saludo,

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...