Trucos para encontrar trabajo con 40 años o más

Cuando tienes más de 40 años, parece que es complicado encontrar empleo. Eso sí, lo puedes conseguir si te enfocas en el sector correcto y si logras vender la experiencia como algo valioso

Encontrar trabajo mayores de 40

Cuando tienes más de 40 años, parece que el mercado laboral se vuelve más difícil para ti. A pesar de la experiencia acumulada, parece que se hace cuesta arriba el encontrar trabajo a partir de esa edad.

Sin embargo, todavía hay algunos trucos para poder encontrar trabajo con 40 años o más. De hecho, incluso podrías vender la edad como una ventaja si sabes cómo hacerlo.

Así podrás encontrar trabajo a partir de los 40

En primer lugar, debes buscar el sector que sea más adecuado a tus habilidades, es decir, conocer el mercado laboral. Obviamente, una persona mayor lo tendrá más difícil que una joven en un trabajo que requiera energía y trabajo físico por razones obvias. En cambio, en otras profesiones donde la experiencia sea prioritaria será fundamental.

Por ejemplo, en puestos de dirección o de alta responsabilidad se va a valorar más a una persona con experiencia, ya que es una garantía de éxito en muchos casos. Además, hay muchos sectores donde el desgaste físico no es un problema y donde podrás destacar.

Por este motivo, debes escoger el sector adecuado. Hay varios mercados donde ser mayor no es un problema, como por ejemplo el de la informática, las redes sociales o la integración social. En estos sectores el físico no es fundamental, además de que requieren tanto personal que les dará igual la edad.

Además, en otros puede ser incluso una ventaja, como organizar eventos o vender, donde muchas empresas podrían buscar a una persona que transmita seriedad y experiencia. También recurre a antiguos contactos para buscar nuevas oportunidades laborales.

Si has apostado toda tu vida por trabajos físicos, quizá sea la hora de reciclarse. Piensa que nunca es tarde para formarse y que puedes recurrir a ayudas del Gobierno para estudiar sin perder poder adquisitivo, como prestaciones o becas.

En cualquier caso, debes preparar muy bien la entrevista y la carta de presentación, ya que debes aprender a vender la experiencia como un valor añadido. Conoce el puesto de trabajo al que vas a optar y trata de convencer al reclutador de por qué es beneficioso contratar a alguien con experiencia en lugar de a un novato.

Otra opción es de la dejar el mundo corporativo e iniciar tu propio negocio. Con un negocio propio, no tendrás que venderte ante un reclutador, sino ante los clientes, algo que puede ser más sencillo en algunos casos. Ellos no van a ver tu currículum ni tienen por qué saber de tu pasado, siempre que ofrezcas un buen servicio y sepas venderlo.

Eso sí, elijas el camino que elijas, debes ser positivo y no rendirte. De este modo, hay más opciones de conseguir el éxito y vencer las dificultades.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...