Tips para superar un test psicotécnico

test

No son pocos los procesos de selección, en especial las oposiciones, que incluyen test psicotécnicos a los candidatos a un empleo. Los psicotécnicos son una de las partes más temidas, ya que es más difícil de preparar que un examen convencional, pero por suerte tenemos una serie de trucos para salir airosos del psicotécnico, empezando por el famoso no entrar con las manos en los bolsillos, un gesto habitual en mucha gente que puede acabar con su exclusión de la carrera por ser policía, por ejemplo.

Lo primero que debes saber es que no todos los test psicotécnicos son iguales, sino que tenemos los psicotécnicos de aptitud y los de personalidad. El objetivo siempre es el mismo, evaluar las capacidades del candidato para ocupar un puesto de trabajo. Ofrece un punto de vista distinto del aspirante, por lo que muchas empresas del ámbito privado lo han incluido en sus procesos de selección.

Practicar, practicar y practicar

Una de las claves para superar un test psicotécnico es la confianza en nosotros mismos, que se obtiene practicando. Cierto que siempre pensaremos que podríamos haber hecho más, pero si practicamos a diario cogeremos confianza y evitaremos el siempre desagradable factor sorpresa, que puede ser nuestra condena. En la academia donde prepares las oposiciones seguro que preparan estas pruebas, es fácil encontrar libros o ejercicios sobre test psicoténcicos, además de explicaciones a los más habituales, como el test de las manchas.

Preparar una oposición es una carrera de fondo, y en tus hábitos de estudio deberías incluir el hacer varios test psicotécnicos todos los días, sin miedo a repetir los que salgan mal. Se calcula que si practicas a diario puedes mejorar hasta un 30% el resultado final. Recuerda que no basta con sacar el 5 sino que estamos compitiendo por sacar la nota más alta así que nada de dormirse en los laureles si ves que los test psicotécnicos van saliendo. Hay que tener ambición por ser el mejor, y demostrarlo día a día.

Esta práctica regular te hará ganar confianza, indispensable para superar el test. Si te sientas en la mesa con una actitud negativa, dando por seguro que no lo vas a superar, es probable que acabes fracasando. Tampoco hay que ir en plan sobrado, dando por sentado no solo que lo superarás, sino que lo harás con la mejor nota del examen. La actitud correcta es la de confianza, controlando los nervios aunque siendo realistas sobre la dificultad que entraña este tipo de pruebas.

Máxima concentración

Puede parecer una tontería, pero es muy importante concentrarse al 110% durante el test, sin dejar que los nervios nos permitan distraernos. La mejor forma de empezar es escuchar o leer atentamente las instrucciones de la prueba. El mecanismo cambia de un test a otro, así que asegúrate de que has entendido todo y de las instrucciones para responder. Otro consejo útil que no siempre seguimos es hacer un rápido análisis visual antes de empezar con el que nos haremos una idea de la extensión de la prueba, los contenidos, etc. para distribuirnos mejor el tiempo.

Una vez hecho este análisis previo llega la hora de ponerse manos a la obra. Tendrás un tiempo limitado, por lo que no lo malgastes. Hay que trabajar rápido, algo que no está reñido con hacerlo bien. Si has practicado te habrás dado cuenta de que es casi imposible responder a todoas las preguntas: los test están diseñados para que solo el 3% de los candidatos lo completen, así que no te agobies si ves que no te dará tiempo. Lógicamente, si estás atascado en una pregunta sáltatela.

Lo que no debes hacer nunca es inventarte la respuesta. Tenemos dos motivos para ello, empezando por que las preguntas falladas suelen restar puntos. Por ejemplo, en las preguntas tipo test donde el acierto suma 1 si tenemos cuatro opciones el fallo debería restar 0,25, o 0,33 si hay tres posibles respuestas; mientras que las preguntas en blanco no restan. Recuerda que el psicotécnico forma parte de la entrevista de empleo, donde no mentir es la regla de oro así que si mientes en el test tarde o temprano te acabarán pillando, descartándote del proceso.

Las 24 horas previas al examen

Igual de importante que llegar preparados a las pruebas o concentrarnos al máximo es llegar descansado, al 100% físicamente. Por eso es vital que los días antes del examen te alimentes bien y descanses para rendir mejor. De nada sirve estudiar como un loco el día de antes si no has dado un palo al agua en los últimos meses, así que incluso deberías pensar en dejar los libros y apuntes lejos de ti el día previo al examen.

Tampoco hay que cometer excesos el día anterior, ya que si llegas física o mentalmente cansado al psicotécnico rendirás mucho menos. En ese sentido es conveniente realizar un buen desayuno, pero sin pasarse -si es por la mañana- o una comida fácil de digerir si el test es por la tarde. Para relajarte puedes pasear antes del examen, y mejor no tomar café, alcohol o medicamentos que puedan afectar tu rendimiento. La noche de antes no te olvides de preparar el DNI, los bolis y la ropa con la que te sientas cómodo para la prueba.

Más información: 20 minutos

Foto: HarinathR

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...