Los Talleres de Empleo y los mayores de 40 años

Los talleres de empleo son una alternativa cada vez más usada a la hora de buscar trabajo, sobre todo si se viene de un colectivo con alto riesgo de exclusión social, o si tus circunstancias personales hacen que tengas dicífil la busqueda de trabajo. Un saludo claro es el de los mayores de los 40 años. Son la alternativa para poder recibir formación teórica y práctica que el mercado laboral está demandando.

Desempleados

Desempleados

Esta claro que la lacra del desempleo se ceba en unos colectivos determinados: las mujeres (paro femenino), los jóvenes (búsqueda de primer empleo), siendo en ambos casos los líderes a nivel de la UE. Pero no debemos de olvidarnos de un colectivo, con sobrada experiencia y que no obstante es de muy difícil recolocación: los mayores de 40 años.

Las distintas Administraciones están dando preferencia en sus programas de ocupación a los mayores de 40 años, ya que la dificultad de estas personas para volver al mercado laboral persiste. Sin embargo, la mayoría de programas no se dirige únicamente a este colectivo, aunque se les da prioridad.

Uno de los más destacados es el programa de Talleres de Empleo, que funciona desde 1999. Se creó a partir de la experiencia positiva de las Escuelas Taller y Casas de Oficios, dirigidas a jóvenes parados menores de 25 años con especiales dificultades de inserción laboral e integración social. Éstos utilizan una metodología similar a la de las Escuelas Taller y Casas de Oficios, aunque adaptada al colectivo al que se dirigen, formado por personas a partir de 25 años, de las que muchas superan los 40.


Este programa permite a los participantes aprender un oficio y ponerlo en práctica, ya que combina la formación con el trabajo. Además tienen preferencia los colectivos con mayores dificultades de inserción, en especial los definidos como preferentes de actuación en los Planes Nacionales de Acción para el Empleo de cada año, entre los que se encuentran los desempleados mayores de 45 años. Pero también los parados de larga duración, las mujeres y las personas con alguna discapacidad.

Los participantes aprenden oficios de contenido social: auxiliar de geriatría, atención domiciliaria, atención telefónica a través de teletrabajo, microinformática, etc., que desarrollan en beneficio de la comunidad, trabajando en un municipio o en entidades sin ánimo de lucro. El programa tiene una duración mínima de seis meses y máxima de un año. Durante su desarrollo, los trabajadores suscriben un contrato con la entidad promotora y reciben formación ocupacional adecuada, en alternancia con el trabajo y la práctica profesional. El tiempo que dedican a la formación teórica se computa como jornada efectiva de trabajo.

Quienes deseen participar en un Taller de Empleo, pueden solicitar información sobre la puesta en marcha de nuevos proyectos en los Servicios Públicos de Empleo estatal y autonómicos, directamente en las Escuelas Taller, Casas de Oficios y Talleres de Empleo en funcionamiento o bien en las páginas web correspondientes a cada comunidad, a las que pueden acceder desde la página del INEM.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...