Los 3 puntos de acción para conseguir un empleo en 2016

Los reclutadores de las empresas españolas ya no confían en un currículo para seleccionar a un aspirante a un puesto de trabajo. Networking, currículos y cartas de presentación personalizados o disponer de una marca personal en la red son las principales demandas.

trabajo

El mercado laboral ha ganado en competitividad durante los últimos años de crisis, en los que se han publicado pocas ofertas de trabajo y se ha registrado un gran número de aspirantes a un mismo puesto de trabajo. Si bien disponer de un buen currículo, formación superior y experiencia, así como habilidades personales adecuadas al puesto puede ser una gran baza para conseguir un empleo; estas condiciones no siempre son suficientes para ser el candidato seleccionado.

Con la llegada de un nuevo año, los reclutadores de las empresas han elevado un poco más el listón para reclutar a nuevos trabajadores en sus empresas. ¿Dispones de una marca personal en la red? ¿Has trabajado tu networking durante los últimos años? ¿Qué puedes aportar tú que no puedan hacerlo otros si consigues el puesto de trabajo? ¿Qué valor tienen tus habilidades en relación a la oferta a la que postulas? Si no puedes responder a estas preguntas de forma afirmativa y extensa, es que debes actualizarte.

Estas son las reglas de reclutamiento que los profesionales deberían tener presentes este 2016 para conseguir mejorar tus posibilidades de ser contratado o seleccionado para una entrevista de trabajo. Pierde el miedo a las nuevas tecnologías, a codearte con profesionales de tu sector en eventos de tu sector y a tener que incluir absolutamente todos tus logros en el currículo; porque ganarás en atractivo para las empresas.

A continuación, te presentamos los tres puntos de acción que debes desarrollar este 2016 para conseguir un puesto de trabajo:

1. Construir una marca que te identifique como profesional

La construcción de una marca que te identifique como profesional es un elemento cada vez más relevante para los reclutadores de personal, especialmente entre aquellos trabajadores que se postulan en grandes empresas. Para poder aprovechar al máximo las oportunidades en el ámbito laboral que puedan surgir a lo largo de 2016, debes enfocarte en diseñar una marca personal. Para lograr este objetivo debes tener presencia en las redes sociales más populares y utilizadas en el ámbito laboral; como son LinkedIn, Facebook o Twitter.

Para llevar a cabo la construcción de tu marca personal es importante tener presencia en estas redes sociales pra poder mostrar tus anteriores trabajos a los reclutadores –especialmente si eres un freelancer–. No obstante, para construir tu marca personal también debes emplear estas plataformas para compartir temas de interés en el campo de tu profesión, entrar en contacto con colegas y fomentar tu red de networking. Si tienes dudas sobre cómo crear tu propia marca personal, puedes recurrir a Brand.me; un portal especializado en estos temas que te guiará paso a paso en la creación de tu ‘yo’ digital.

Existen unas cuantas normas que debes seguir a la hora de crear una imagen de marca en la red, que debes adaptar según tu profesión o el ámbito de trabajo en el que te postules. Con todo, no debes dejar de tener una presencia (activa y regular) en LinkedIn y en plataformas sociales como Facebook o Twitter. Precisamente, esta última está ganando en potencial en el ámbito laboral ya que te permitirá dar publicidad a tus trabajos, contenidos de interés y crear una red de contactos de tu sector de trabajo.

2. Adaptar tanto tu currículum como tu carta de presentación

El mercado laboral ha evolucionado hasta convertirse en un ámbito cada vez más competitivo, en el que un currículo vitae genérico no es suficiente para resaltar entre el resto de aspirantes a un puesto de trabajo. Incluir una carta de presentación o postular en todas lasvacantes de empleo que encuentras en Internet tampoco es la vía indicada para conseguir nuevas oportunidades.

Una búsqueda de trabajo exitosa depende de que adaptes tu hoja de vida y tu carta de presentación en función de las expectativas de los reclutdores, de modo que destaques tus cualidades más indicadas a cada puesto que solicitas. Puedes agrupar las ofertas de trabajo por ámbitos, categoría del puesto que se ofrece o cualquier otro criterio que te ayude a hacer un currículo vitae y una carta de presentación personalizada al puesto de trabajo. Como añadido, puedes incluir otras capacidades con las que creas que podrías contribuir a mejorar la empresa.

3. Conoce a nuevos profesionales para incorporar a tus contactos

Construir una amplia lista de contactos es clave no sólo para mantenerte actualizado sobre las últimas novedades de la industria o para tener una serie de colegas con los que contar a futuro y que puedan informarte de vacantes o planes profesionales. El networking es una de los activos que más buscan los reclutadores en los nuevos trabajadores, ya que les permiten ganar en cartera de clientes o empresas de confianza con las que colaborar en momentos puntuales.

Incluso, disponer de una buena red de contactos te permitirá acceder a ofertas de empleo que quedan ocultas por los canales convencionales o adelantarte a otros aspirantes a un puesto de trabajo. Por estos motivos, debes enfocar este nuevo año a fortalecer tus relaciones actuales pero también a crear nuevos contactos en tu ámbito laboral. Asistir a eventos del sector o bajar alguna aplicación móvil destinada a tal fin son buenas alternativas para cumplir con este cometido.

Imagen: buscar trabajo vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...