Las preguntas más comunes de las entrevistas y cómo contestar a ellas

Las entrevistas de trabajo suelen tener preguntas muy típicas que deben ser bien respondidas. Te pueden preguntar sobre tus puntos fuertes y débiles, por las razones por las que dejaste un empleo o de cómo manejas la presión, entre otras

Preguntas típicas entrevista

El proceso de buscar empleo pasa por varias fases, incluyendo la redacción del currículum, la carta de presentación e incluso la llamada telefónica previa a la entrevista. El último paso suele ser la entrevista personal, siendo el último escollo antes de conseguir el trabajo.

Sin embargo, las entrevistas tienen muchas preguntas trampa hechas para cribar. Debido a la gran cantidad de candidatos que suele haber, un buen candidato podría ser descartado por ellas, así que es importante conocerlas bien para preparar la entrevista.

Preguntas comunes en las entrevistas y cómo responder

La primera pregunta que te suelen hacer es por qué quieres trabajar en esa empresa. Si te preguntan eso, están comprobando tu nivel de conocimiento de la misma, así que haz una investigación antes de acudir.

Eso sí, hay que responder centrándose en lo que te aporta a ti la empresa y no simplemente elogiar sin más. Es mejor decir que la empresa te ayudará a crecer por su trayectoria que decir que es la mayor empresa de su sector.

Otra pregunta trampa es la del salario que esperas tener, la cual también podría servir para filtrar. Decir un salario demasiado alto podría descartarte, pero uno muy bajo también porque denota poca ambición y poco conocimiento del puesto. De nuevo, la respuesta es investigar cuál es el salario típico del puesto y la empresa y decir alguno similar.

Es posible que te hablen también de tu anterior trabajo, incluyendo las razones por las cuales lo dejaste o qué has aprendido en él. Si te han despedido, di que la compañía anterior pasó por una reestructuración y si te fuiste tú, di que buscabas nuevos retos. En cuanto a lo que has aprendido, indica habilidades relevantes que aprendiste dentro y fuera del trabajo, como manejar una herramienta o la mejora del trabajo en equipo.

Otra pregunta típica es la de los puntos fuertes y débiles, además de pedirte que les hables de ti. Con las fortalezas, hay que ser sincero y seguro, indicando siempre lo relevante para el puesto. En cuanto a las debilidades, no digas que eres perfeccionista, sino que indica defectos menores y recalca también cómo los has ido mejorando con el tiempo. Si te piden hablar de ti, habla de tus habilidades y véndete como una buena opción para el puesto.

Finalmente, te pueden preguntar por situaciones problemáticas, como tu capacidad para manejar plazos ajustados. La mejor forma de responder a eso es con ejemplos de tu pasado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...