Empleos temporales en vacaciones

Los empleos temporales ayudan a sobrellevar la crisis y, durante las vacaciones, es una de las mejores épocas para encontrar puestos donde emplearte de manera provisoria y hacer contactos profesionales.

El empleo temporal se multiplica en algunos sectores relacionados con las ventas y el turismo

Los empleos temporales encuentran su momento culminante durante las vacaciones y, especialmente, en épocas festivas, donde el incremento del consumo que parece no respetar ninguna crisis, obliga a los negocios a duplicar o triplicar la cantidad de personal al servicio y aumentar los horarios de atención y despacho de mercaderías.

Así como en Navidades pasadas, sin importar cuán ajustado se encuentre el bolsillo, los gastos navideños impulsan el consumo y generan nuevos empleos, temporales y poco calificados, pero que, a los jóvenes les sirve como primeras experiencias, cuando no de paliativo económico para alguien sin empleo.

Es cierto que el tipo de trabajo que se encuentra en épocas festivas no tiene salarios atractivos ni condiciones tentadoras, de hecho, rara vez son puestos vinculados al perfil profesional de un trabajador y, por el contrario, se trata de desarrollar actividades más cercanas a oficios que a profesiones.

Pero a pesar de ello, este «tipo de puestos suelen tener un valor (sobre todo para los jóvenes), te dan ciertas competencias y contactos en lo laboral», comenta la directora general de Trabajando.com, Margarita Chico.


«La clave para sacar provecho a estos empleos es analizar en qué lugar te sentirías más a gusto, qué actividad te representa afinidad y tratar de disfrutar del empleo: Si te gusta enseñar, la opción es buscar algún centro donde dar clases por temporada, si te gusta la moda, una tienda de ropa, etc», refiere un informe de la firma laboral estadounidense, Better Business Bureau.

Ya sean adultos o universitarios, un puesto temporal en una tienda de autoservicio puede ser una buena oportunidad para trabajar. Otra alternativas son hoteles, centros turísticos, restaurantes, resorts de descanso, aeropuertos y otros sitios / empresas donde la actividad aumenta por las vacaciones.

  • Por la experiencia:

Margarita Chico menciona que hay destrezas a descubrir y desarrollar en estos trabajos, algunas son básicas, como aprender a tratar un cliente; conocer el lenguaje que usa la empresa; comprender las estructuras organizacionales, y hasta cómo hacer un recibo. Todas experiencias que pueden servir para más adelante.

Por otro lado, aunque no siempre funcione así, en ocasiones las plazas temporales son el camino para quedarse más tiempo y conseguir un contrato o, al menos, quedar en la base de datos de una empresa para futuras contrataciones.

Para promover estas oportunidades y obtener mayor visibilidad en el puesto y la oportunidad de quedarse en él, además de tener una buena carta de recomendación y conectar con personal y jefes en la empresa, puedes:

  • 1. Aprender rápido.

Tendrás poco tiempo para conocer el mercado, la dinámica laboral y lo que demanda el puesto así que concéntrate y esfuérzate. La proactividad suele llamar la atención.

  • 2. Generar empatía.

tienes poco tiempo para conocer y agradar a tu jefe, no lo desperdicies.

  • 3. Cumplir los compromisos.

Trabajar durante las vacaciones debe responder a objetivos claros y determinados. Actúa en consecuencia.

Fotografía: Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...