Congeniando entrevistas de trabajo con tu horario de oficina

Si estás convencido de que quieres cambiar de empleo pero prefieres conservar tu empleo mientras buscas otro trabajo y encuentras otra posibilidad que te satisfaga, vas a necesitar congeniar los horarios de tu trabajo actual con posibles entrevistas para los puestos a que te postules.

Y es que, a menos que hayas perdido tu empleo y comiences a buscar otro o que en tu trabajo actual cuentes con flexibilidad en los horarios de trabajo, tendrás que ser muy creativo pues la mayoría de los potenciales empleadores querrán entrevistarte en horarios de oficina.

Entrevístate en tu propio tiempo

La mayoría de los empleadores querrán entrevistarte durante las horas normales de oficina pero escabullirte del trabajo por falsas reuniones o fingir estar enfermo no es recomendable.


Coloca las entrevistas en tu programa sin hacer trampa con tu empleador actual. Si tu jefe sigue todos tus movimientos, toma vacaciones o tiempo personal. Si el gerente sospecha, explica que tienes un problema personal que necesitas atender.

Proporciona las referencias correctas

Si tu actual gerente no sabe que estás en la búsqueda de otro empleo, es obvio que no se lo puede utilizar como referencia. Proporciona los nombres de los empleadores anteriores, o da el nombre de un colega de confianza en tu empresa actual que sea consciente de tu búsqueda y pueda hablar de tu rendimiento.

Si un director de recursos humanos insiste en una referencia directa de tu jefe, explica que puedes proporcionarla cuando esté firme la oferta. Esto significa que necesitas ponerte en frente de tu jefe tan pronto como sea posible después de haber recibido la buena noticia y que lo puedes convencer de dar una recomendación positiva a pesar de tu salida.

No aceptes la contraoferta

Algunos empleadores hacen una contraoferta cuando les anuncias que te vas. Lo ideal es contemplar estas ofertas que en la mayoría de los casos la gente acepta aunque pueden ser vagas propuestas de incremento salarial o reubicación.

Aceptar este tipo de contraofertas hace ver pobres tus decisiones de carrera.

Deja tu trabajo en buenos términos

La convención para dar el aviso de que dejas tu empleo es de dos semanas. Sin embargo, algunas personas, especialmente aquellas en los cargos directivos o que están en medio de un gran proyecto, tendrán que dar más tiempo.

Todo está en función de la pertinencia o la responsabilidad de manera que si tu trabajo puede hacerlo cualquiera, puedes irte rápidamente pero si eres pertinente y tienes una responsabilidad significativa, tu nuevo empleador necesita que no te vayas de la noche a la mañana. Un mes es un plazo acertado.

Fotografía: Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...