Cómo tener suerte en la búsqueda de empleo

¡Qué mala suerte! No puedo conseguir trabajo. ¿Es suerte?, ¿Es azar?, ¿Puedes hacer algo para cambiar esa maldita suerte en bendita suerte?…

Cómo cambiar tu suerte a la hora de buscar empleo. (Toma otra galleta de la Fortuna...)

Aunque no parezca ortodoxo decirlo, la suerte es uno de los factores importantes en cualquier búsqueda de empleo -y en muchos otros aspectos de la vida de las personas-. De hecho, diremos más -y tampoco es ortodoxo decir más- la suerte es fundamental en la búsqueda de empleo.

De hecho, para darle mejor forma al mensaje que debe deducirse de las líneas anteriores, para tener éxito en la búsqueda de empleo -como en la vida misma- se necesita trabajo, talento, habilidades y suerte.

Y aunque los tres primeros condimentos se pueden conseguir con mayor o menor esfuerzo y muchos creen que la suerte sólo es para privilegiados bendecidos con dones al momento de nacer, la suerte también puede desarrollarse porque, la suerte -sobre todo en cuestiones laborales- es una habilidad.

La suerte, esa que te coloca dentro de un ascensor donde coincides en tiempo y espacio con una persona que está buscando a un postulante con tus habilidades o que te coloca en la boca de un amigo de un amigo que habló de tí en una fiesta con una persona que está buscando un nuevo colaborador con tus características y que viene en frascos de todas las medidas -y de las que algunos carecemos-, se puede desarrollar y aquí encontrarás la receta mágica con cuatro sencillos pasos para hacer de ella una habilidad más:


Estas ideas son un extracto del vídeo de Philippe Gabilliet:

  1. Es importante tener la curiosidad y la mente abierta para escuchar a la gente a tu alrededor.
  2. La creación de redes, una vez más… cuanto más te reúnas con la gente y crees interacciones, más estarás expuestos a las oportunidades, ideas y posibilidades. Pero el secreto aquí es ayudar a otros a alcanzar sus metas, a ser un eje entre las personas y las oportunidades.
  3. Reconocer que tener mala suerte es sólo parte de la vida… los mayores logros tuvieron su parte de mala suerte, es sólo la vida. Son rachas.
  4. Anticipación: tienes que ir un paso por delante, y pensar en consecuencia.

Serán muchas las ocasiones en que no consigas un empleo y puede que se trate de «mala suerte», sin embargo, trabajando, siendo curiosos, incrementando y potenciando tus redes (Networking) y teniendo en cuenta que el fracaso es parte de la vida misma pero que en esas ocasiones hay que tomar lecciones para crecer y no para frustrarse, puedes ayudar a desarrollar tu suerte y volverla en tu favor.

Fuente: Secrets of the Job Hunt
Fotografía: Hryck en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...