Cómo ser discreto al buscar otro trabajo

Cambiar de trabajo

Que tengas un empleo no significa que hayas dejado de buscar otro ya sea porque quieres un empleo que se adapte más a tu profesión, porque quieres mejor paga o tan simple como algo más cerca de casa. Cualquiera sea tu caso, siempre se recomienda no cerrarse a las oportunidades laborales e, incluso, sondear con cierta periodicidad el mercado laboral y cómo te posicionas en él. Para eso, nada mejor que postularte a algunos puestos interesantes a los que podrías aspirar y ver qué resultados te arroja.

Pero tener un trabajo y querer otro puede no ser bien visto por tus colegas y, especialmente, por tu jefe, de manera que toda discreción es insuficiente a la hora de pactar entrevistas o participar en foros de búsqueda de empleo.

Especialmente complicado en la era de los medios de comunicación social cuando la privacidad es escasa, tu timeline en Facebook o Twitter podría provocarte problemas en tu actual puesto de trabajo.

Claro, siempre puedes decirle a tu jefe que estás buscando otra propuesta y dependiendo de tus motivaciones y su personalidad, puede tomarlo bien o no. Pero entonces te quedará todavía pendiente salir con estilo de tu actual empleo, conseguir las referencias que necesitas y dejar una buena huella de ese empleo que dejas en tu currículum vitae.

El primer paso para cualquier búsqueda de trabajo es un análisis exhaustivo de aquello en lo eres bueno y lo que te gusta hacer. Tener claridad sobre lo que estás buscando en tu próxima posición para luego comprobar si existen oportunidades similares en el mercado laboral.


Una vez que sepas lo que quieres, inicia primero tu búsqueda dentro de tu empresa pues puede haber oportunidades internas que satisfagan tus necesidades, tales como la remodelación de tu trabajo, mudarte a otro equipo, o sumarte a un proyecto especial. Si las oportunidades son limitadas o estás seguro de que quieres irte de esa empresa, entonces haz tu búsqueda en otros sitios.

Mucha gente tiene que mantener su búsqueda en silencio ya sea porque no tienen una buena relación con su jefe, o porque se preocupan por la retribución de los colegas, o tiene miedo de que no encontrarán en otra posición y no quieren arriesgarse a la vergüenza o, peor aún, a que la empresa que se planea dejar comience una búsqueda para reemplazarte.

Si tu caso es uno de estos y haces la búsqueda de trabajo en secreto, debes tener mucho cuidado de que no se filtre información en los medios de comunicación social o mediante tu correo electrónico la oficina.

Fotografía:  Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...