¿Cómo puede mejorar una experiencia de voluntariado tu perfil profesional?

El voluntariado es capaz de mejorar el perfil profesional de alguien gracias a las habilidades blandas. Los empresarios eligen a los empleados que lo han practicado, ya que se presuponen habilidades como el compañerismo, el trabajo en equipo o el sacrificio

Voluntariado ayuda perfil profesional

El voluntariado consiste en hacer una actividad de forma altruista, generalmente haciéndolo por el beneficio de la sociedad. Se puede ser voluntario de muchas formas, ayudando a personas que lo necesitan, salvando y cuidando animales o simplemente cuidando el medio ambiente.

Además de ser una actividad reconfortante y de ayudar al mundo, también tiene beneficios profesionales. Las empresas pueden valorar más a candidatos que hayan hecho voluntariado que a los que no. ¿No nos crees? Pues te vamos a contar las razones por las cuales el voluntariado mejora tu vida laboral.

Así mejora el voluntariado tu perfil profesional

Dentro de una empresa, se elige candidato no solamente mirando el currículum. También se miran las competencias, los rasgos personales y las habilidades del candidato, así que el voluntariado puede ser clave aquí. Esto se ha amplificado en los últimos años, donde proliferan los universitarios y donde hay que saber algo más para desmarcarte del resto.

Por ello, las empresas cada vez fomentan más el voluntariado, asegurando que es realmente importante por el valor que genera. ¿Cómo lo hace? Vamos a verlo más a fondo.

El voluntariado ayuda a conseguir soft skills

La verdadera razón por la cual es voluntariado es importante es porque ayuda a construir las llamadas soft skills o habilidades blandas. Las habilidades duras las adquirimos gracias a la formación académica y la experiencia laboral, pero no suele ser suficiente para conseguir el empleo.

En las empresas del siglo XXI, se necesitan empleados que conozcan habilidades como el liderazgo, el trabajo en equipo, la capacidad de sacrificio, el compromiso, la resiliencia y la capacidad para crecer y mejorar, entre otras.

Estas habilidades se pueden adquirir en empresas, pero suele requerir de años de experiencia y si no tienes experiencia, no tienes trabajo. Una forma alternativa de adquirirlas es a través del voluntariado. Al ser gratuito, no tendrás problema en encontrar una causa para ayudar.

Hacer actividades como cuidar animales, acudir como voluntario a cuidar personas enfermas o niños en riesgo de exclusión ayuda a adquirir estas habilidades blandas. Tendrás que liderar, coordinar y trabajar en equipo, sacrificarte, comprometerte y también enfrentarte a retos que debas ir mejorando. 

Además, se valora mucho que los profesionales hagan voluntariado por su visión amplia de la sociedad. Alguien que haya sido voluntario conoce en profundidad los problemas de la sociedad, algo que ayuda a aportar valor a los clientes.

Finalmente, el voluntariado también podría ayudarte a aprender habilidades duras. Por ejemplo, es conocido como los voluntarios de Cruz Roja reciben de forma gratuita el curso de socorrismo, el cual les puede dar salidas laborales interesantes.

La similitud con el deporte

Otra alternativa para conseguir mejorar tus habilidades blandas es la práctica deportiva. De hecho, hemos visto incluso al Rey defender los valores del deporte y es porque realmente se parece al voluntariado.

De hecho, deportes como el Rugby tienen principios parecidos, donde se defiende el trabajo en equipo, el liderazgo compartido, el sacrificio, el compromiso y también la necesidad de entrenar, crecer y mejorar.

Es más, en la antigua Inglaterra del Siglo XIX, se priorizaba a los deportistas por encima de los sedentarios. Consideraban que un deportista de un equipo como el Rugby tenía habilidades blandas que otros no tenían.

Los números no engañan

En la actualidad, el voluntariado es como el Rugby inglés del siglo XIX. Los empresarios tienen tantos candidatos disponibles que no pueden evaluar las habilidades blandas de cada uno, así que establecen filtros para elegirlos.

Uno de ellos es el voluntariado, donde se escogen antes a los empleados que lo han practicado o tienen intención de practicarlo. Al igual que al rugbier del siglo XIX se le presuponían estas habilidades, también ocurre lo mismo con el que practica voluntariado en la actualidad.

De hecho, los números no engañan en este sentido. Se calcula que más del 80% de los jóvenes que entran a las empresas han realizado voluntariado. Es más, muchas empresas plantean buscar directamente el talento en estas actividades, eligiendo a los candidatos en estos lugares.

Por este motivo, hacer voluntariado es una buena forma de desmarcarte. Además, tiene muchas ventajas a nivel personal y también ayuda a la sociedad, así que no tienes ya ninguna excusa para no hacerlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...