Cómo decirle a tu jefe que estás buscando otro empleo

Que tengas un empleo -incluso en los tiempos que corren- no quiere decir que seas feliz, que te encuentres a gusto en el trabajo y que estés persiguiendo tu plan de carrera. Es posible que lo hayas tomado porque no había otra cosa o que lo tengas hace tiempo y tus intereses y rumbo profesional haya cambiado desde entonces.

Por la razón que sea que quieras cambiar de trabajo, hemos repasado la necesidad de ser discreto a la hora de buscar aunque también hemos dicho que tampoco es negativo si tu decisión es contarle a tu jefe, desde el primer momento, para evitar suspicacias o desconfianzas.

Con tu jefe o con un colega de confianza, compartir la noticia es digno de considerar pues la divulgación de la noticia puede ayudar a crear un impulso y hacer contactos por intermedio de tu confidente.

Por supuesto, estos nuevos contactos que puedas conseguir a través de compañeros de trabajo no deben recibir igual tratamiento que cuando buscas empleo porque no tienes. En tal caso, en vez de presentarte con tu nombre seguido de la frase «estoy buscando trabajo», debes presentarte con tu nombre y decir «Lo estoy haciendo bien en mi posición actual y siempre estoy opciones de entretenimiento para lo que viene».


No actúes desesperado. Nunca digas «me muero por salir de esta empresa». Los potenciales empleadores no quieren a alguien que huye de otro empleo, quieren a alguien que busca progresar.

Anoticiando al jefe

Si la persona a quien vas a confiar la noticia de que estás buscando empleo mientras tienes empleo es tu jefe, ten en cuenta que es posible que no le haga gracia saber que uno de sus subordinados quiere bajarse del barco.

Sin embargo, hay varios upsides al tener una discusión franca con tu jefe, pues en primer lugar él puede ayudarte a identificar oportunidades dentro o fuera de la organización. En segundo lugar, la divulgación puede facilitar el proceso de búsqueda. En tercer lugar, tu jefe apreciará tu honestidad y la oportunidad de planear con anticipación tu salida para tener un reemplazo digno rápidamente.

Así y todo, si tu jefe es un mal jefe de los que suelen tener reacciones negativas, lo mejor será esperar hasta después de que tengas una oferta de empleo firme.

Para recordar:

  • Considera las oportunidades internas antes de buscar empleo en otros lugares
  • Dar un mínimo de dos semanas de anticipación para tu salida

Qué no hacer:

  • Decir a tu jefe que estás buscando otro trabajo a menos que tengas una buena relación
  • Hacer citas falsas para ir a entrevistas, en cambio usa tus vacaciones o tiempo personal
Fotografía: Victor1558 en Flickr
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...