Buscar empleo para jóvenes de 16 años

Como adolescente es probable que tengas una buena cantidad de tiempo libre y el deseo de ganar dinero pero además de brindarte una fuente de ingresos para tus gastos personales, el primer empleo te permitirá aprender mucho sobre el valor de las cosas, así como del mundo de los negocios.

Los trabajos típicos y obvios para los adolescentes incluyen:

Para muchos adolescentes, los problemas de «ir a buscar un trabajo» incluyen:

  • No tienes la edad suficiente
  • Careces de transporte confiable
  • Poco tiempo disponible u horarios poco regulares para ser contratado

Sin embargo, todavía quedan muchos trabajos que puedes hacer si tienes 16 años y quieres ganar tu propio dinero sin descuidar la escuela.


  • Cuidado de niños: Si te gustan los niños, cualquier comunidad tiene familias con niños pequeños que necesitan niñeras, ofrécete entre los vecinos de tu barrio para que no te quede demasiado lejos, en la Iglesia más cercana o en el jardín de infantes. Es ideal si haces el curso de la Cruz Roja de primeros auxilios para saber cómo manejar las situaciones de emergencia en caso de que se presenten.
  • Arreglo de jardines: Los jardines dan trabajo todo el año: en primavera y verano, cortar el césped, en otoño barrer las hojas y en invierno quitar la nieve.
  • Pintura de interior: Necesitarás adquirir algo de experiencia antes de ofrecerte como pintor, pero luego es una tarea que puedes desarrollar por etapas de manera de adaptar tu trabajo a tus horarios.
  • Productos artesanales: Desde productos de panificación, pastelería hasta artesanías, todo lo que seas capaz de hacer en tu tiempo libre puede ser vendido puerta por puerta, en la playa o en una feria de fines de semana.
  • Paseo de mascotas: Pasear perros o cuidar mascotas durante las vacaciones es algo que un adolescente puede hacer muy bien y merecerle buenos ingresos.
  • Diligencias: Pagar las cuentas, hacer colas o mandados son otros servicios que puedes ofrecer en el barrio y las propinas pueden ser muy buenas.
  • Lavado de coches de los vecinos.
  • Enseñar a las personas mayores a usar las computadoras o Internet: De seguro tienes mucha habilidad con los ordenadores y si te queda algo de tiempo puedes ofrecer dar clases de manejo de ordenador para personas de la tercera edad. Puedes ofrecerte en centros de ancianidad, iglesias o hasta en las plazas donde los ancianos se reúnen.

Si en vez de estos empleos informales quieres un «trabajo real», tendrás que recopilar una cierta información, junto con detalles y fechas de tu formación académica -probablemente todavía en curso-, así como de tus habilidades, y cualquier voluntariado o experiencia de trabajo informal que tengas. En esta lista te sería de gran utilidad haber desarrollado algunas de las tareas del listado anterior, pues suman en experiencia laboral y demuestran tu responsabilidad y compromiso con el trabajo.

Incluso si no has tenido un trabajo «real» que te pagara un sueldo, el voluntariado, cuidado de niños, la entrega de documentos y otros tipos similares de tareas que pudieras realizar para familiares y vecinos, sirven de recuento en la experiencia de trabajo cuando estás escribiendo un curriculum vitae o llenando una solicitud de empleo.

Dependiendo de tu edad, puede haber requisitos de puestos de trabajo acerca de lo que puedes y no puedes hacer. Por ejemplo, si tienes 14 o 15 sólo puedes trabajar tres horas al día y un máximo de 18 horas a la semana.

Ten en cuenta lo que te gustaría hacer al momento de elegir tu primer trabajo y dónde te gustaría hacerlo. Luego evalúa las posibilidades de empleo en los sitios donde te gustaría trabajar. Hay muchas empresas que tienen planes especiales para jóvenes estudiantes donde podrías apuntarte.

Fotografía:  San Jose Library en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 3,71 de 5)
3.71 5 7
Loading ... Loading ...