4 cosas que no sabías que se podía poner en tu curriculum vitae

Promuévete profesionalmente aunque no tengas experiencia

Cuando has tenido sólo un empleo o simplemente un puñado de pasantías de la universidad ya que te encuentras dando tus primeros pasos profesionales, tu Currículum Vitae puede quedar demasiado despojado y perder la fuerza que los reclutadores están buscando entre los candidatos., ¿cómo se supone que puedes mostrar tu personalidad y distinguirte?

Si hasta ahora te habías enfocado en los logros académicos y tu escueta (o nula) experiencia laboral, todavía quedan aspectos de tu vida personal que pueden servirte para resultar de interés a un reclutador:

Voluntariado

Ejemplos: Ayuda social en tu iglesia, colaboración en una organización local sin fines de lucro, etc.

Lo que muestra: Liderazgo, gestión de proyectos.

El trabajo voluntario, sobre todo si es a largo plazo o si te da la oportunidad de liderar un proyecto de principio a fin, puede ser un gran sustituto de trabajo a tiempo completo en la columna «experiencia» de tu curriculum vitae.


Algunas organizaciones dan los títulos o el reconocimiento a los voluntarios regulares para que acredites tu participación y, al igual que lo harían para un trabajo remunerado, incluyen viñetas en las listas que muestran tus principales logros y lo que aprendiste durante tu participación.

Además, si has aprendido a utilizar una tecnología específica o adquirido habilidades técnicas que podrían impulsar tu aplicación al puesto -como el uso de software de contabilidad durante tu tiempo como el tesorero del comité o la gestión de múltiples proveedores para el evento planeado para su iglesia-, incluye estos en «Habilidades».

Aficiones profesionalmente relevantes

Ejemplos: redacción, fotografía, o la programación informática.

Lo que muestra: Tus logros, la creatividad.

Claro que el golf o los bolos no puede mostrar un patrón futuro de lo que tienes, pero otras aficiones tal vez sí; pero si, por ejemplo, estás buscando una posición de diseño gráfico, la fotografía es una gran habilidad para mostrar. O si estás buscando un trabajo de finanzas, la gestión de tu cartera de acciones es sin duda un tema relevante para incluir en «Habilidades».

Experiencias No profesionales

Ejemplos: estudiar en el extranjero, trabajos secundarios (incluso si son mano de obra), un blog.

Lo que muestra: Iniciativa, buen uso del tiempo libre (especialmente si tienes una brecha en el empleo), además de los conocimientos de idiomas o conocimientos técnicos que adquiriste en el proceso.

Si has estado desempleado en cualquier momento, tus actividades fuera de la oficina pueden actuar como un excelente sustituto para la experiencia profesional.

Intereses

Ejemplos: una causa sin fines de lucro, actividades deportivas, proyectos de código abierto.

Lo que muestra: Cultura, la personalidad.

La mayoría de las empresas quieren un empleado que encaje bien con la cultura organizacional, así como la nueva perspectiva proporcionada por una persona bien redondeada. Y los pasatiempos, los deportes, y actividades con que has estado pasando tiempo durante tus horas de descanso son una gran manera de mostrar la dedicación, la pasión, y lo bien que vas a encajar.

Tus «horas libres» no significa que estás perdiendo el tiempo. Tus actividades y experiencias pueden contribuir casi por igual a tu conjunto de habilidades como si fueran fruto de trabajos remunerados para el momento de elaborar tu curriculum vitae.

Fotografía:  Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...