Síntomas de que se está padeciendo una alergia ocupacional

Veamos en este post de Buscar Empleo cuáles son los síntomas ante alergias laborales, sean de índole respiratoria o cutánea.

dermatitis

El otro día veíamos en Buscar Empleo algunos datos actuales sobre las alergias laborales, y cuáles son las más frecuentes, con dos grandes grupos especialmente: las de las vías respiratorias (ocasionadas por aspiración de determinadas sustancias) y las cutáneas (aparecen ante el contacto).

Pues, lo cierto es que se sabe de más de 300 sustancias que pueden causar alergias en los ámbitos laborales (sean industriales o no), con el asma laboral como uno de los trastornos más observados (típico en los panaderos o incluso en personas que trabajan en carpintería).

Veamos en esta ocasión, entonces, algunos de las síntomas que nos estaría indicando que se está sufriendo una alergia ocupacional, para estar informado y, llegado el caso, poder actuar y/o hacer una consulta profesional.

Dentro de los primeros síntomas -según detalló el doctor Miguel Hinojosa,  alergólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid-, puede presentarse la tos, dificultad respiratorio, fatiga o ruidos, en caso de que se trate de asma, y sino inflamación, dolor, estrías o eccema, cuando se trata de dermatitis (por lo general, aparece en las manos, que son las que manipulan la sustancia que ocasiona la reacción).

Para saber si se debe a una alergia ocasionada a un componente presente en el ambiente laboral, habrá que comprobar si estos síntomas mejoran los fines de semana y, en especial, durante las vacaciones, cuando ya no se está  más en contacto con la sustancia sensibles.

Al respecto, la doctora María del Mar Fernández, del Servicio de Alergia de la Fundación Jímenez Díaz de Madrid, alertó sobre la creencia difundida, o el desconocimiento general, de que si en un centro laboral se cumplen todas las medidas higiénicas (lo que debe ser, según la ley de seguridad en el trabajo) no sería posible desarrollar ningún tipo de problema.

Pero resulta que las alergias, en la mayoría de los casos, no tienen que ver con suciedad o polvo, sino con sustancias o compuestos propios de la tarea: “se puede ser alérgico a una sustancia aún cuando se cumpla toda la normativa legal y esto es algo que muchas veces los médicos y los técnicos de salud laboral no entienden“, explicó Fernández.

La especialista insistió en la importancia y necesidad de un diagnóstico precoz de las alergias, tanto por las consecuencias sobre la salud del trabajador como por el impacto sociolaboral. Fernández añadió al respecto que ha habido casos, aunque pocos, de personas a las que se le diagnosticó cuando aún estaba en proceso de aprendizaje y pudieron reconducir a tiempo su carrera profesional.

Finalmente, indicó que, una vez diagnosticada la enfermedad, el único tratamiento eficaz es evitar totalmente la sustancia causante de la alergia, aunque claro que ello que no es siempre posible si se trata del trabajo. De todos modos, dependerá también del tipo de alergia que se tenga.

Foto prep4md en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...