Salir pronto del trabajo sigue siendo una utopía en España

Para la mayoría de las personas salir temprano del trabajo es una bendición. Sin embargo, en España esto no ocurre. Más bien te llevas el trabajo a casa. Más información aquí.

Salir pronto del trabajo sigue siendo una utopia en España

No es una sorpresa para nadie que en nuestro país, luego de completar las horas de trabajo, aún debas recibir llamadas y contestar correos electrónicos. En un país donde cada año aumentan las horas de función, dejar de realizar estas actividades fuera del horario laboral parece más un sueño que una realidad. Se debe agregar que esto puede variar dependiendo de la empresa.

Son muy pocas las veces que los trabajadores, luego de haber culminado la jornada, logran desconectarse por completo de sus actividades diarias. Esto es una situación que afecta en gran medida la productividad y donde también se corre el riesgo de que el trabajador tenga problemas para conciliar su vida personal y familiar o peor, consecuencias de salud.

Cada trabajador está en su derecho de establecer parámetros y de hacer cumplir las leyes si estas son dejadas a un lado, más aún si perjudican su rendimiento. El problema recae en las organizaciones que aún tienen arraigadas a su estructura el presentismo, valorando más el estar que el hacer.

El asunto del horario laboral en España es tan común que ha llevado a los expertos a analizar la situación. Randstad realizó un estudio sobre cómo es la evolución de la jornada laboral efectiva y se determinó que los trabajadores realizaron 406,5 horas laborales durante los primeros tres meses del presente año. Si se compara con el año anterior, hubo un aumento del 4,5% en el mismo periodo.

¿Qué significa esto? Que actualmente los empleados tienen una jornada laboral efectiva de 17,4 horas. Analizando esto con años anteriores, se puede decir que en el 2008 se obtuvo 1,5% más de lo alcanzado en este año, ya que fueron 412,5 horas.

En el año 2009, el resultado fue el más alto de todos los periodos estudiados con 414,6 horas y de esta forma se mantuvo estable por tres años más. Pero en el 2016 descendió el número de horas laborales a 389,1, siendo el menor del lapso analizado.

Lo que a muchos se les olvida es que trabajar en exceso, aparte de lo agotador que resulta, también puede influir de manera negativa la creatividad en el empleado, tomando solo ese aspecto de muchos otros.

Pero la organización a su vez también se ve afectada, ya que la capacidad de innovación se reduce, al igual que la calidad y sin ninguno de los aspectos antes mencionados, la productividad es casi nula.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...