Malas condiciones en el lugar de trabajo

¿Cuántas personas trabajan en lugares inadecuados? ¿Cuántas empresas no cumplen con las condiciones que el lugar de trabajo (oficina, local, edificio entero) debe tener? Me imagino que muchas de las personas que están leyendo estas preguntas están asintiendo con sus cabezas. En mi caso, lo he vivido y quiero transmitirle mi mala experiencia.

Malas condiciones en el lugar de trabajo

Malas condiciones en el lugar de trabajo

¿Cuántas personas trabajan en lugares inadecuados? ¿Cuántas empresas no cumplen con las condiciones que el lugar  de trabajo (oficina, local, edificio entero) debe tener? Me imagino que muchas de las personas que están leyendo estas preguntas están asintiendo con sus cabezas.

Particular y afortunadamente, en lo que va de mi experiencia laboral tengo más experiencias positivas que negativas. Pero en cuanto a éstas últimas, uno de mis trabajos me demostró lo mal hace que hace a la persona trabajar en un ambiente inadecuado.

Sin perjuicio de todos los reclamos y reproches que tenga para los que en dicho momento han sido mis empleadores, en el que me detendré en este momento es en el lugar de trabajo; en las malas e inadecuadas condiciones que existía en la oficina.

La forma en que se encuentre el lugar de trabajo es fundamental para que los trabajadores puedan desarrollar correctamente sus tareas laborales.


No es posible, por ejemplo, concentrarse cuando en una oficina conviven varias personas y no se sigue un lineamiento de orden. Donde cada una de las personas deja sus documentos, papeles, carpetas, biblioratos y demás utensilios de trabajo en cualquier lado, donde cada uno no colabora con mantener el lugar en el que pasa la mayor parte del día, ordenado y limpio.

Las cosas "donde se puedan poner"

Las cosas "donde se puedan poner"

Si bien muchos dirán que no es función del empleado limpiar, considero, por mi parte, que todas las personas debemos colaborar en pro de un sano ambiente laboral. No me refiero a lustrar los muebles o pasar la aspiradora, sino a no dejar las cosas de uno por cualquier lado, a desechar en el lugar indicado lo que no sirva, etc. Esto es importante tanto por un agradable ambiente, como para prevenir posibles accidentes.

En mi experiencia me pasó que existían muchos artefactos en el lugar y estaban en “donde podían”, y esto no debe ser así. La escalera que existía estaba rota en un escalón en donde más de una vez he trastabillado. Las carpetas, documentos, informes, cajas y todo lo que existe en una oficina de trabajo  estaba, nuevamente, “donde se podía ubicar”. Esto no es correcto desde ningún punto de vista.

Pero lo más lamentable es que la oficina no contaba con ninguna ventilación al exterior. Durante más de nueve horas no veía el sol, la lluvia, las nubes o como esté el día. Y a esto le debo sumar, el polvo y tierra que había por la constante circulación de personas, carga y descarga de artículos, reparaciones que se hacían, en donde esporádicamente venia una señora a limpiar.

Trabajar en un lugar así, a mí me ha influido considerablemente. La predisposición, concentración y forma de trabajar en el lugar, entre algunos aspectos, era sumamente distinta a otros lugares donde he trabajado y que realmente era placentero. Muchas veces me costaba ir a trabajar a ese lugar y las sonrisas de los primeros días se desvanecieron muy rápidamente.

En los siguientes post me detendré en cómo mejorar esta situación, en las enfermedades que trabajar en una oficina o edificio así puede acarrear y más situaciones relacionadas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...