En riesgo el empleo en España

El progreso tecnológico pone en riesgo cerca del 40% de los empleos en España, unos ven en esto un problema que no se podrá solucionar sino con la capacitación de la mano de obra para que se haga cargo de las máquinas.

La robotizacion amenaza el empleo en España

Un promedio de 3,6 de cada 10 empleados en España podrían perder sus puestos por la automatización producto de los avances tecnológicos y la inminente llegada robots en las empresas. Los puestos de trabajo que se abren por temporadas o a tiempo parcial serían los más afectados, sobre todo en áreas como la agricultura y la manufactura.

Estos datos son el resultado de proyecciones que realiza BBVA Research, donde indican que también existe riesgo de que parte a mano de obra en sectores como la hostelería, actividades del hogar, comercio y administración sea sustituida por programas digitales y la robotización.

Actualmente, el número de personas ocupadas está cerca de los 20 millones, y según los cálculos de la Encuesta de Población Activa, más de 7 millones empleos estarían con un alto riesgo de ser automatizados producto de la revolución digital.

Sin embargo, el estudio realizado por BBVA Research aclara que como España está dirigiendo sus actividades productivas más hacia el sector de los servicios quizá la cifra de personas ocupadas no esté tan expuesta a los avances tecnológicos. Empleos administrativos especiales, determinados puestos en hoteles o los trabajos domésticos podrían ser menos afectados.

El análisis hace evidente que la distribución del empleo que puede ser automatizado en España está dividido en dos polos. En un lado se ubican los puestos relacionados con la dirección, la educación, la saludo y la ingeniería, y por el otro ocupaciones del sector primario, así como de administración y ventas más vulnerables frente a la llegada de los robots.

El riesgo de que el número de empleos disminuya por la robotización en España es parecido al de países como Finlandia pero es casi la mitad del porcentaje que tiene Alemania donde los cambios tecnológicos podrían afectar cerca de 6 de cada 10 puestos de trabajo.

Los ocupados más vulnerables por la robotización

En lo que se refiere al tipo trabajo que más posibilidades tiene de ser sustituido por máquinas, los resultados señalan que es menos probable pueda haber un reemplazo mientras más sea el nivel de responsabilidad dentro del puesto, el nivel de educación requerido, así como la capacidad de intervenir en actividades de formación y adaptarse a modalidades de trabajo como el trabajo a distancia.

Ocupaciones de sectores como la educación, salud, tecnología de la información y comunicación, energía, servicios de asistencia social, así como los profesionales científicos y técnicos serán menos frágiles frente a la llegada de la computarización.

El análisis revela que otros aspectos del perfil del trabajador como el género, la edad, el tiempo de experiencia, el tipo de contratación, el tamaño de la empresa, son menos relevantes al calcular el riesgo de automatización.

Sin embargo, los asalariados y los que han sido contratados temporalmente o están empleados en el sector privado serían afectados. En este sentido, los jóvenes están entre los más impactados por los avances tecnológicos porque más de siete de cada 10 trabaja en puestos temporales y además, están ocupados sobre todo en algunos sectores más sensibles a ser automatizados como la hostelería, el comercio y los empleos domésticos.

Reacciones frente al progreso tecnológico

El estudio del BBVA no se queda en simples estimaciones también ofrece valiosas recomendaciones para que las consecuencias del inminente avance de la tecnología y la llegada de la robotización sean menos importantes en el mercado laboral de hoy y del mañana.

Las acciones que deberían empezar a ejecutarse son sobre todo en el ámbito educativo, en este sentido, proponen elevar la inversión para que el potencial humano obtenga conocimientos específicos en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, así como habilidades que sirvan para complementar las tareas que realizarán las computadoras y robots.

Así mismo, sugiere realizar reformas con miras a borrar las barreras impuestas a la inversión y las que impiden el desarrollo de las empresas, así impulsar políticas para que se haga más sencillo la apertura de nuevos puestos de trabajo.

También considera que se pueden mejorar las dinámica del mercado laboral para que sea más eficaz y aconseja considerar nuevamente la legislación laboral vigente para que se adapte a las formas novedosas de contratación. Además, recomienda pensar en mecanismos de compensación para los afectados por la robotización.

Aunque para algunos la robotización es vista como un gran problema, para otros más optimistas estos cambios a nivel tecnológico están acompañados de oportunidades porque surgirán nuevos objetivos.

Además, no creen que se deben perder empleos por la llegada de los robots a las empresas, sino que más bien habrá una demanda de nuevos perfiles profesionales producto de la automatización y el capital humano será esencial para encargarse de programar, manejar y mantener los nuevos equipos. Eso sí, para estar al nivel de las transformaciones será necesario hacerse de conocimientos técnicos y la formación y actualización será la base.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...