Cómo identificar el maltrato laboral

El maltrato laboral puede tomar distintas formas; puede ser un maltrato sutil o uno que a los ojos de todos sea evidente y patente. Sea de una u otra forma, el maltrato laboral implica un desprecio y un menoscabo a la dignidad de las personas maltratadas. En este post desarrollaremos distintas pautas para saber si estamos en presencia de un maltrato laboral o no.

Cómo identificar el maltrato laboral

El maltrato laboral es un tema que está presente en varias empresas, negocios, locales y en los diferentes lugares donde se lleve a cabo cualquier actividad laboral o económica. Incluso a veces somos testigos del maltrato laboral hacia otras personas o somos quienes lo padecemos.

Este tipo de maltrato puede tomar distintas formas; puede ser un maltrato sutil o uno que a los ojos de todos sea evidente y patente. Pero sea de una u otra forma, el maltrato laboral implica un desprecio y un menoscabo a la dignidad de las personas maltratadas.

No obstante, para saber que estamos en presencia de un maltrato laboral, es necesario tener en cuenta algunos temas como, por ejemplo, culturales, contextuales, de género y de la subjetividad de los involucrados.


Dicho esto, la primer pauta para saber si estamos en presencia de un maltrato laboral o no es la repetición. Con esto quiero decir que el maltrato no debe ser un hecho aislado sino que debe corresponder a varios hechos donde se menoscabe la dignidad de la persona. De esta forma, esa suma de hechos constituye el maltrato laboral.

La segunda pauta es que las actitudes o conductas sean orientadas a provocar un daño, una insatisfacción o generar un malestar en la persona. La mayoría de los casos se da entre superiores y subordinados, y el maltrato psicológico es la que prima; llamados de atención reiterados con o sin justificativos de modos malos, gritos, formas ofensivas y humillantes, etc.

Conductas que indican maltrato laboral

  • Sistemáticas expresiones ofensivas a la persona o a la tarea realizada por ésta.
  • Constantes críticas negativas e injustas.
  • Restricción del acceso a la información necesaria para hacer el trabajo o negación del uso de los medios para realizar bien el trabajo (ejemplo, no usar el teléfono).
  • Aislamiento de la persona; se la separan del resto de los compañeros de trabajo.
  • Realización de tareas humillantes, difíciles o inútiles.
  • Desacreditación en público (tanto delante de compañeros de trabajo, como de directivos, clientes o proveedores).
  • El contacto personal se reduce y limita, existiendo un mayor contacto por escrito.
  • Se evita a la persona; no se le dirige la palabra, se ignora, no se la llama a reuniones donde debiese estar, etc.

Y en los casos más extremos, el maltrato laboral puede incluir amenazas de continuidad laboral, baja de salarios, propuestas indecentes y hasta agresiones físicas.

Ante la existencia de maltrato laboral, la persona que lo padece puede caer en un estado de ansiedad, “bajón anímico”, tener insomnio e incluso trastornos físicos producidos por el estrés que causa la situación, la cual no solo involucra al maltrato sino también el tener miedo de denunciar la situación y perder el empleo o que el maltrato aumente.

Pero la situación de “aguantar” el maltrato no es válida para siempre. El empleado o persona que esté siendo maltratada podrá soportar la situación por un tiempo, pero luego, si continua así, el estado emocional y físico irá empeorando afectando a su salud.

Hay empresas que tienen políticas específicas ante la presencia de maltrato laboral. En este caso, recurrir a ellas. Caso contrario, denunciar la situación al departamento de recursos humanos o jefes superiores inmediatos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...