Casi 1 millón de trabajadores españoles padece una enfermedad crónica

Son 982.000 los españoles que necesitan condiciones especiales para trabajar a causa de que padecen una enfermedad crónica. La cifra, surge de la Encuesta de Población Activa (EPA), llevada a cabo por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en colaboración con Eurostat (Oficina Estadística de la UE) en la que casi un millón de personas manifestaron padecer una enfermedad crónica, algunas de las cuales les implica dificultades en sus empleos.

La cifra recogida por la encuesta aumenta a 7,4 millones de personas si tan sólo tenemos en cuenta a las personas que manifiestan tener alguna enfermedad o limitación para realizar sus actividades básicas; de ellos, casi un millón padecen enfermedades crónicas y 573.000 requieren asistencia para poder trabajar.

A esta cifra de 573.000 que requieren asistencia personalizada para poder trabajar se suman otros 599.500 que necesitan algún equipamiento especial para poder cumplir con sus funciones diarias.

Así, la encuesta señala que existe, en España, un total de 7,4 millones de personas de entre 16 a 64 años, con alguna enfermedad y/o alguna limitación para realizar sus actividades básicas, lo que representa que una de cada cuatro personas en este rango de edad tiene alguna enfermedad o problema de salud crónico y que una de cada 13 personas señala tener más de una enfermedad.

La dolencia más referida entre los encuestados de entre 16 y 64 años de edad es la de dolor de espalda o cuello con un 26,7% de incidencia respecto del total, lo que representa más de dos millones de personas que los padecen, seguida de los problemas en piernas o pies (9%) y de los problemas de corazón, de tensión arterial o de circulación (8,6%).

Respecto de las limitaciones que los encuestados manifiestan tener a la hora de trabajar y realizar sus actividades básicas, la más referida es la de levantarse o transportar cosas, indicada por el 25,6% de los encuestados, lo que significa un total de 2.342.900 personas. En tanto que el 22,1% refiere dificultades para andar o subir escaleras y, para el 17%, la principal dificultad es ver, aunque muchos de ellos utilizan gafas.

De la encuesta se desprende que una de cada tres personas (33,4%) dice ver limitado el tipo de trabajo que puede realizar debido a su enfermedad.

En una distinción por género, las mujeres son las que aducen tener más dificultades para levantarse y/o transportar cosas, andar o subir escaleras, mientras que en los hombres el padecimiento más referido es el de la vista.

A grosso modo, el porcentaje de hombres que no se ven limitados en su jornada laboral es superior al de mujeres (78,8% frente al 70,2%), es decir que a pesar de sus padecimientos y limitaciones, pueden completar sus jornadas de trabajo sin problemas.

En una segmentación por edades, el 32,8% de los jóvenes de entre 16 y 24 años declaran que la principal dificultad que les limita es ver a pesar de llevar gafas. Este mismo grupo declara tener alguna enfermedad y/o algún impedimento para realizar sus actividades en donde el 74,1% señala que  sus limitaciones no inciden en la cantidad de horas semanales que pueden trabajar.

Del mismo modo, el estudio señala que el porcentaje de personas sin limitaciones en su jornada laboral decrece a medida que aumenta la edad de estos, pasando de 86,9% para el grupo de 16 y 24 años al 66,2% del grupo de 45 y 64 años.

Fotografía:  Oneras en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...