28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral en el Trabajo

El estrés laboral es el tema central del Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral en el Trabajo, que se celebra este 28 de abril.

dia mundial

Todos conocemos el 1º de Mayo, el Día Internacional de los Trabajadores; pero mucha menos gente sabe que el 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral en el Trabajo, una jornada establecida por la ONU en 2003 y que coincide con el homenaje del sindicalismo a las víctimas de accidentes laborales y de enfermedades profesionales, un problema que en el caso de España se había reducido con la crisis pero que ha vuelto a repuntar en los últimos dos o tres años.

El estrés en el trabajo

Naciones Unidas ha decidido que el Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral en el Trabajo de este año esté dedicado al estrés, uno de los grandes problemas del mercado laboral actual. Tal y como nos recuerda en su web la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la agencia de la ONU para el sector, el aumento de la competitividad, las elevadas expectativas sobre el rendimiento de los trabajadores o unas jornadas laborales maratonianas contribuyen a que los centros de trabajo sean cada vez más estresantes.

El estrés laboral no entiende de sectores, profesiones o países, y afecta por igual a los trabajadores de los países desarrollados que a los de países en vías de desarrollo, independientemente de a qué se dedican. El elevado ritmo de trabajo que marcan las comunicaciones instantáneas o los elevados niveles de competitividad global hacen que la estrecha línea que separa la vida profesional de la privada sea cada vez más difusa, factores que también contribuyen a que los trabajadores estén más estresados.

La situación económica global también es un factor de estrés importante para los trabajadores, en especial tras los cambios dados en las relaciones laborales tras el estallido de la crisis. Por una parte vemos que los trabajadores deben enfrentarse a cambios organizacionales o de reestructuración, pero también como se reducen las oportunidades de encontrar empleo, sube el trabajo precario, hay un gran temor a quedarse en el paro y a los despidos masivos o al propio desempleo, lo que también se traduce en menor estabilidad financiera con las evidentes consecuencias para su salud.

Riesgos emergentes

La evolución del mercado y las condiciones laborales también se traducen en la aparición de nuevos riesgos para la salud de los trabajadores. Desde Naciones Unidas apuntan al aumento de la carga de trabajo y la intensificación del trabajo provocada por los despidos, las malas condiciones laborales asociadas a la migración laboral, el trabajo en negro, la subcontratación o los contratos temporales, además del trabajo independiente, como los nuevos factores de riesgo emergentes.

No deja de llamar la atención que en este cuadro de nuevos riesgos aparezcan también las nuevas tecnologías y procesos de producción, asociados por ejemplo a la nanotecnologia o biotecnología. Pero para que haya una mayor concienciación de estos riesgos hace falta una mayor comprensión científica, por ejemplo, de los efectos de los riesgos ergonómicos en los trastornos del sistema osteomuscular, añaden desde la OIT.

Así pues, el objetivo de este 28 de abril es aumentar la conciencia internacional sobre seguridad y salud, tanto entre los sindicatos como representantes de gobiernos u organizaciones empresariales. Desde la OIT apuntan a la responsabilidad compartida de estos tres actores a la hora de promover la prevención de seguridad y salud, y los invita a cumplir con sus obligaciones a la hora de prevenir las lesiones, enfermedades y muertes relacionadas con el trabajo.

¿Por qué el 28 de abril?

Aunque el 28 de abril recuerda a todos los trabajadores fallecidos o heridos en su puesto de trabajo, el origen de este día se remonta a 1987, cuando 28 trabajadores de la construcción murieron en un accidente laboral en Bridgeport, en la costa este de los Estados Unidos. A partir de ahí el movimiento sindical canadiense adoptó el 28 de abril como “Day of Mourning”, el Día de Luto, con el que recordaba los accidentes laborales mortales que sucedían a lo largo y ancho del planeta.

No fue hasta 2003 cunado la Conferencia de la OIT, dentro de la Asamblea Ganeral de Naciones Unidas, estableció en 28 de abril como Dïa Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Desde entonces, cada año se ha dedicado el 28 de abril a un tema diferente. En 2005 el tema fue la prevención de accidentes en la construcción, entre los jóvenes y trabajadores mayores; en 2006, la promoción de una nueva cultura de seguridad y en los años siguientes el 28 de abril giró en torno a la seguridad y los derechos de los trabajadores.

Los riesgos emergentes protagonizaron esta jornada en 2010, y en 2012 fue el turno de la economía ecológica. Un año después fue el turno de la prevención de las enfermedades profesionales, y en 2014 llegó el turno del uso de productos químicos en el trabajo. El año pasado el 28 de abril se dedicó a la prevención en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo, y como hemos visto este año el estrés es el tema principal. Hace unos meses en Buscarempleo le dedicamos un post al estrés en el trabajo que no está de más aprovechar para recordar.

Más información: ONU

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...