Rentabilidad laboral

La falta de empleo, la devaluación y depreciación del esfuerzo laboral llevan a los profesionales a conformarse con salarios más bajos de los que corresponden. Descubre las señales y cómo vencer esta tendencia que acaba abaratando el trabajo de todos.

poco dinero, bajo salario

Conformarse con salarios bajos puede ser un síntoma de Depreciación Laboral

Según los especialistas, un empleo mal pagado no puede conducirte a tener uno bien remunerado en el futuro y, aclaran, se trata de una falla del trabajador que se deprecia y acepta la poca paga.

La crisis, la falta de empleo, el exceso de competencia empujan a que un profesional se desmerezca a la hora de cotizar sus habilidades laborales y esto, según los especialistas, es un caso de trabajadores “adictos a la poca remuneración”, y no sólo culpa de los empleos mal pagados.

Muchos profesionales independientes o candidatos a puestos de empleo remunerados se preguntan “cuánto dinero es suficiente para mí” a la hora de cotizar su trabajo y, en ocasiones, no saben negociar, posibilitando bajar sus pretensiones a menos de lo esperado con tal de no perder la oportunidad.


Según Alex Callinico, autor del libro “Igualdad“, la hipótesis de que los puestos mal pagados sirven de peldaño para alcanzar los mejor remunerados es falsa y, en cambio, es más probable que esas vacantes funcionen como “callejón sin salida” reduciendo las expectativas salariales futuras de quienes aceptan esas condiciones.

La lógica tras el razonamiento empleado por los especialistas es sencilla: Una persona que no valora la experiencia laboral que adquiere a lo largo de diferentes empleos y que no se actualiza sobre cómo vender sus contactos y conocimientos adquiridos no sólo no puede defender una paga adecuada, sino que queda librado a la oferta que realice el empleador.

A pesar la crisis, los especialistas recomiendan negociar el salario y no temer perder el puesto ya que, si realizas bien el trabajo no faltarán oportunidades de mejorar tu sueldo.

El problema más grave de la depreciación del salario es que el profesional o estudiante próximo a graduarse parte de la base que resulta “socialmente justificable”, lo cual vuelve un círculo vicioso que se extiende mucho mas allá de un período de crisis como el actual.

Las señales de alarma a las que debes prestar atención para averiguar si acaso tú estás depreciando tus ingresos y aceptando una paga de salario bajo incluyen: falta de metas de desarrollo profesional, falta de interés por descubrir nuevas habilidades e interés por aprender a colocarse en el mercado laboral.

La necesidad de trabajar lleva a los jóvenes a tomar cualquier opción de empleo con la esperanza de alcanzar puestos más rentables en un futuro sin fecha real a lo largo de cuyo camino, los sueños de mejorar la rentabilidad laboral comienzan a desvanecerse al mismo tiempo que ayudan a abaratar el mercado laboral.

Fotografía: Materials Aart en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...