¿Qué es el subsidio por desempleo?

El subsidio por desempleo es una prestación asistencial cuyo objeto principal es complementar la protección de la prestación de carácter contributivo en las situaciones de desempleo.La misma consta de una prestación económica y el abono a la Seguridad Social de la cotización correspondiente a las contingencias de asistencia sanitaria, protección a la familia y, en su caso, jubilación.

El subsidio por desempleo es una prestación asistencial cuyo objeto principal es complementar la protección de la prestación de carácter contributivo en las situaciones de desempleo. La misma consta de una prestación económica y el abono a la Seguridad Social de la cotización correspondiente a las contingencias de asistencia sanitaria, protección a la familia y, en su caso, jubilación.

Así, cuando un trabajador queda desempleado, su economía familiar, la asistencia sanitaria y los aportes jubilatorios no se ven afectados.

Esta acción protectora que ejercen los Estados comprende otras acciones mucho más específicas que la mera subsistencia del trabajador en desempleo, e incluye acciones específicas de formación, perfeccionamiento, orientación, reconversión e inserción profesionales a favor de los trabajadores desempleados y aquellas otras que tenga por objeto el fomento del empleo estable.

De esta manera, además de dar sostén al desempleado, se le brindan herramientas para que consiga emplearse, por medio del perfeccionamiento o aprendizaje de un nuevo oficio que le abra las puertas, nuevamente, al mundo laboral.

Las políticas de empleo español destinan un altísimo presupuesto a políticas pasivas de empleo y el presupuesto del Servicio Público de Empleo (SPE) estatal para el 2008 es de 23.731 millones de euros de los cuales, 15.506 millones se destinan a las políticas pasivas y prestaciones, entre ellas, el pago de subsidios por desempleo.

En las políticas pasivas de empleo, el destino del dinero es casi exclusivamente para destinar a prestaciones sociales por desempleo, y, según datos del Euroíndice, España gasta 10.070 euros anuales por cada desempleado.

La duración, cantidad y cotización a la Seguridad Social está en función de la modalidad de subsidio a que se tenga derecho, existiendo de diverso tipo y según las diferentes realidades del desempleado.



Así, existen subsidios de desempleo para:

a) Trabajadores que han agotado la prestación contributiva por desempleo y tienen responsabilidades familiares.
b) Trabajadores que han agotado la prestación contributiva por desempleo, mayores de 45 años en la fecha de dicho agotamiento y no tienen responsabilidades familiares.
c) Trabajadores emigrantes retornados.
d) Trabajadores que, al producirse la situación legal de desempleo, no han cubierto el período mínimo de cotización para acceder a una prestación contributiva.
e) Liberados de prisión.
f) Trabajadores declarados plenamente capaces o han perdido la condición de pensionista de incapacidad por mejoría de una situación de gran invalidez, incapacidad permanente absoluta o total para profesión habitual.
g) Subsidio especial para trabajadores que hayan agotado la prestación contributiva por desempleo de 24 meses y sean mayores de 45 años en la fecha de dicho agotamiento.
h) Subsidio por desempleo para trabajadores mayores de 52 años.
i) Subsidio especial para trabajadores mayores de 45 años que habiendo extinguido su relación laboral como fijo discontinuo o para la realización de trabajos fijos y periódicos que se repitan en fechas ciertas, se encuentren en alguno de los siguientes supuestos:

– Haber agotado una prestación contributiva de 24 meses de duración y tener 45 años en la fecha de agotamiento de la prestación.
– Haber agotado una prestación contributiva de cualquier duración, haber cotizado como fijos discontinuos incluidos los que realicen trabajos fijos y periódicos que se repitan en fechas ciertas, un mínimo de nueve años a lo largo de su vida laboral, y tener 45 años en el momento de solicitar el subsidio.

Prioridades en la percepción de los subsidios:

Dado que existe un presupuesto limitado para otorgar subsidios por desempleo, existe, en consecuencia, un orden de prioridades para la percepción de subsidios que está reglado de la siguiente manera:
– El «Subsidio por desempleo para trabajadores mayores de 52 años» será preferente al reconocimiento de cualquier otro subsidio.
– El reconocimiento de un «subsidio especial para trabajadores mayores de 45 años que han agotado una prestación por desempleo de 24 meses» será preferente al de un «subsidio para trabajadores que han agotado la prestación contributiva por desempleo y tienen responsabilidades familiares» y al de «subsidio para trabajadores mayores de 45 años que han agotado una prestación por desempleo sin responsabilidades familiares», porque es más beneficioso para el trabajador.

Las solicitudes de subsidio por desempleo y la suscripción del compromiso de actividad, es un trámite personal que debe realizar el solicitante en los modelos normalizados por la Entidad Gestora o en los registros de otras Administraciones, incluidos los de las Entidades Locales con las que exista convenio, o dirigiendo a la Entidad Gestora a través de correo o por medios electrónicos, informáticos o telemáticos.

Si en el momento del hecho causante no se cumple el requisito de carencia de rentas, o de responsabilidades familiares, cuando éstas fueran necesarias, la solicitud se podrá presentar dentro de los 12 meses siguientes al mencionado hecho causante, si se acreditan los extremos antedichos de carencia de rentas, o de responsabilidades familiares.

Si la solicitud se presenta fuera del plazo establecido, el derecho se iniciará desde el día siguiente a la solicitud, reduciéndose su duración en tantos días como hubieran transcurrido desde la fecha del nacimiento del derecho de haberlo solicitado en plazo y forma, y de la fecha real de solicitud.

En aquellos subsidios susceptibles de prórroga semestrales, éstas deberán solicitarse en el plazo que transcurre desde el día siguiente a la fecha de agotamiento del período semestral y los 15 días siguientes a la fecha del vencimiento del período de pago de la última mensualidad devengada.

El solicitante deberá indicar en la solicitud que concurren las mismas circunstancias o bien que éstas han variado y solo en este segundo caso deberá hacer una nueva declaración de rentas y en su caso de las responsabilidades familiares.

La solicitud fuera de plazo supondrá que el derecho se reanudará al día siguiente de la misma, con la pérdida de los días transcurridos desde el agotamiento del período semestral.

Pago del subsidio:

El Servicio de Empleo Estatal o el Instituto Social de la Marina para los trabajadores del mar, una vez que la prestación haya sido reconocida, remitirá al domicilio del solicitante la resolución adoptada, en la que se indica el período reconocido, la base reguladora, la entidad pagadora, fecha de pago, y algunos otros datos referidos al subsidio.

El pago del subsidio se realizará por meses vencidos mediante el abono en la cuenta de la Entidad Financiera colaboradora indicada por el solicitante o perceptor, de la que sea titular. El derecho al percibo de cada mensualidad caducará al año de su respectivo vencimiento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...