Los trabajadores prefieren ahorrar antes que hacer horas extras

El trabajador promedio prefiere ser más cauteloso en sus gastos, antes de tener que trabajar horas extras para generar más ingresos.

Ante la crisis financiera, cada familia tuvo la necesidad de readaptar su economía en relación a la situación actual. Cada quien opta por la que cree una mejor estrategia para sobrellevar la complicada época que toca vivir. A grandes rasgos, se distinguen mayores precauciones en el consumismo y una evaluación más minuciosa a la hora de comprar.

La importancia de ahorro en el consumo

La importancia de ahorro en el consumo

Ahora bien, según esta conclusión, se trata de cambiar algunos hábitos a modo de estrategia.
La evidencia está en que, en primer lugar, como suele ocurrir frente a cada crisis, ya se nota una disminución en el consumo, aunque también varios están pensando en trabajar más horas para acumular un sueldo un poco más elevado gracias a las horas extra.

Pero es aquí donde se plantea la disyuntiva entre gastar menos, o generar mayores ingresos para mantener el nivel de compra habitual. La mayoría de los trabajadores, opta por la primera opción; Ser ahorrativos y consientes a la hora de ir de compras.

Además, como método de defensa, los trabajadores y jefes de familia, toman la medida de negarse a pedir préstamos o créditos para no sumergirse en deudas que puedan resultar dificultosas de pagar.
La incertidumbre generada por la crisis y la poca noción de lo que pasará en el futuro, son los principales sostenes de estos trabajadores, que por el momento eligen permanecer firmes en esta postura de ahorro – gasto reducido – sin deudas.



Quienes siguen al pie de la letra estos conceptos, se convierten en el consumidor promedio, el cual está muy poco endeudado y se perfila para enfrentar con éxito esta crisis.

Otro denominador común es intentar conservar el empleo a toda costa, a pesar de tener que sacrificarse más que antes para no ser despedidos por la empresa que los contrató. Esto sucede porque hay una percepción de que el puesto de trabajo está en riesgo y se teme que si se pierde este empleo, sea muy dificultoso reinsertarse laboralmente. Lo cual es cierto ya que ante tantos despidos, la competencia es más filosa.

Postura de ahorro,  gasto reducido y no contraer deudas

Postura de ahorro, gasto reducido y no contraer deudas

Según los expertos, los empleados están encarando bien este duro momento económico que se vive a nivel mundial y son pocos los que se arriesgan a iniciar un negocio o comprar alguna propiedad. Ya que si bien no es un mal momento para hacerlo, los riesgos y el miedo al fracaso, hacen replantear cualquier decisión que implique un compromiso tal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...